Con varios cambios en el reglamento y nuevamente con Mercedes Benz como máximo candidato a quedarse con el oro a nivel marcas y pilotos, la Fórmula 1 está lista para desarrollar el primer capítulo del calendario más extenso de su rica historia. Es que las primeras aceleradas de las 21 carreras, dos más que el año pasado, se harán escuchar hoy a las 22.30 de la Argentina, cuando comiencen los entrenamientos para el Gran Premio de Australia, sobre el circuito de Albert Park, en Melbourne.

Tres son las novedades que presentará la máxima categoría del automovilismo deportivo para esta temporada: un sistema diferente de clasificación, un nuevo compuesto ultrablando de neumáticos y el incremento de un 25 por ciento en el ruido de los motores.

El sistema de clasificación previsto para las jornadas de los sábados apunta a la eliminación de los coches más lentos durante las tres rondas (Q1, Q2 y Q3), para que finalmente la pole position se resuelva en un mano a mano entre los dos más veloces.

La Q1 durará 16 minutos y a partir de la séptima vuelta quedará eliminada la máquina más lenta. Luego, cada minuto y medio se irán descartando a los últimos hasta que queden 15. La Q2 se extenderá por un cuarto de hora y las eliminaciones comenzarán a partir del sexto minuto, cuando se irán cayendo los autos más lentos hasta que se ordenen los ocho mejores. Esos ocho coches provenientes de la Q2 cumplirán en la Q3 una sesión de 14 minutos. Las eliminaciones serán cada 90 segundos, a partir del quinto minuto, para que en los 90 segundos finales se defina, en un mano a mano, quién ocupará el mejor lugar en la largada de la competencia.

LEÉR MÁS  “Decepción”: la prensa brasileña destrozó al Flamengo

“Es demasiado complicado. Los aficionados no podrán seguirlo”, sentenció el español Fernando Alonso, como resignado antes de empezar. “No cambiará gran cosa, salvo que en Mónaco quedemos atrapados por el tránsito”, comentó el francés Romain Grosjean, eligiendo una salida diferente por el lado de la ironía.

Otra de las novedades para esta temporada es la modificación de los escapes, variante que hará que aumente el 25 por ciento el sonido de los monoplazas. “Autos de competencia sin ruido no convocan a la gente”, es la conclusión a la que llegaron las autoridades de la F1 y esta decisión es una apuesta de cuyo resultado hablará el tiempo. Evitar que sigan descendiendo los niveles de audiencia en televisión es el gran objetivo.

LEÉR MÁS  Independiente campeón de la Sudamericana

Respecto de la realidad en las pistas, destronar a Hamilton, doble campeón mundial en las temporadas pasadas, no luce sencillo para nadie. Incluyendo a su compañeros Nico Rosberg, que al comando de la otra Flecha de Plata intentará plantear una sana lucha interna.

“Pareciera que nunca hubiéramos parado. Siempre hay margen de mejora y hemos encontrado algunas piezas interesantes. Las expectativas son altas. Tenemos dos pilotos excelentes y altamente competitivos entre ellos. En las dos últimas temporadas hemos demostrado que no hay órdenes de equipo y esto no cambiará. Que comience la batalla”, expresó Toto Wolff, el director de Mercedes Benz, confiado en que la escudería que comanda retendrá la doble corona.

El alemán Sebastian Vettel, con Ferrari, cuádruple campeón mundial 2010-2013 con Red Bull, es el hombre que se presenta como el mayor peligro para el dominio que Hamilton y Rosberg ejercieron en 2015, ganando 16 de las 19 pruebas entre los dos. Vettel se adjudicó las tres competencias restantes y espera que su compañero Kimi Raikkonen ayude para terminar con la hegemonía de Mercedes.

LEÉR MÁS  “Adiós, Mascherano”: el jugador argentino no jugará más en el Barcelona

Cuando en la noche argentina de hoy se enciendan los motores en la pintoresca ciudad australiana de Melbourne, buena parte del mundo posará sus ojos en la Fórmula 1. De ahí en más, la cuestión será acelerar a fondo.

Con el fabricante Pirelli como monomarca, la variedad de sus gomas posibilitará que equipos y pilotos adopten diferentes estrategias durante las carreras. Uno de los adelantos es la provisión de neumáticos ultrablandos, que permitirán las máximas prestaciones.

Por el alto desgaste, su uso se limitará a aquellos circuitos que no sean de máxima exigencia.

Cada piloto tendrá a disposición 13 juegos de neumáticos de tres compuestos distintos. La dureza de las gomas para piso seco se clasificará del siguiente modo: duro (naranja), medio (blanco), blando (amarillo), superblanco (rojo) y ultrablando (púrpura). Para el agua, dos tipos: lluvia extrema e intermedia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here