Bastante comprometido llegaba San Lorenzo a su anteúltima presentación en el ”Grupo de la Muerte”. Como si agónico triunfo de San Pablo la noche anterior no fuera suficiente, el campeón defensor debía presentarse nada más ni nada menos que en la casa del perfecto líder de su zona: Corinthians. Si bien una victoria holgada era el resultado que mejor parado podía dejarlo de cara a la última fecha, su cuestionado entrenador no había aclarado que no veía con malos ojos un empate.

Ante estas palabras y el tan señalado juego que pregona el ‘Patón’, muchos eran los que esperaban ver un defensivo ‘Ciclón’ en suelo brasileño. Pero nada de eso aconteció en la primera etapa. El conjunto ‘azulgrana’ salió decidido a presionar bien arriba a su rival de turo y jugarle al golpe por golpe.

Las intenciones de cada protagonista quedaron al descubierto de entrada. Con ambos buscando el arco de enfrente, el ‘Timao’ apostaba a estar al acecho constantemente provocando continuamente que el ‘Cuervo’ se equivocara en la salida del fondo; mientras que en su área apostaba a dejar en offside a los hombres de ataque argentinos (tanto Villalba como Matos eran las víctimas).

Por su parte, San Lorenzo se mostró muy concentrado durante la media hora inicial,generando peligrosos ataques (en su mayoría por el juego aéreo). Con un Torrico heroico una vez más, teniendo vitales intervenciones para mantener de pie a los suyos, era la defensa ‘azulgrana’ lo más flojo de un equipo que terminó sufriendo por ello en los minutos finales de una buena e intensa primera etapa que culminó igualada en cero.

Ya en el complemento, los de Boedo no pudieron continuar con el mismo planteo y debieron aguantar las embestidas de un local que salió decidido a asfixiarlo. Tras los minutos iniciales de ahogo, poco a poco el ‘Ciclón’ logró tomar aire y salir del acecho teniendo más el balón en su poder. Sin embargo, aunque intentó buscar el arco de enfrente, nunca pudo sorprender a un ‘Timao’ que estuvo lo suficientemente firme en defensa.

Lo cierto es que los minutos finales transcurrieron sin demasiadas opciones claras de gol en ninguno de los arcos y el 0-0 resultó el marcador final. Así, Corinthians selló su pase a Octavos, mientras que San Lorenzo ganó una vida más pero sin depender de sí mismo para clasificar.

¿Qué necesita el ‘Ciclón’ para seguir vivo? En principio deberá ganarle en el Nuevo Gasómetro a Danubio (será el miércoles desde las 22), mientras que luego tendrá que esperar una mano del Corinthians. Si éste triunfa en su visita a San Pablo, San Lorenzo pasará directamente con ganar aunque sea por la mínima. En caso de empate, los de Bauza necesitarán triunfar por cuatro goles de diferencia. Mientras que si el que gana es San Pablo, el ‘Cuervo’ quedará automáticamente eliminado.

Playfutbol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here