San Antonio le ganó el segundo partido a Oklahoma

Según indica Infobae- deportes, los Spurs impusieron un récord de la NBA, al conseguir su vigésima victoria consecutiva entre la temporada regular y los Playoffs. Llegaron al encuentro compartiendo esa marca con los Lakers de 2000-2001, que ganaron 19 encuentros seguidos antes de caer ante Filadelfia en el primer compromiso de la final de la liga.

Aquellos Lakers terminaron coronándose y no hay motivo para creer que los Spurs no harán lo mismo. Dieron una cátedra a la ofensiva durante tres periodos, al acertar el 60% de sus tiros libres y al tomar una ventaja de incluso 22 puntos en el tercer cuarto.

Con el resultado final, los Spurs toman ventaja de 2-0 en la serie al mejor de siete juegos por el título de la Conferencia Oeste y el pase a la final de la NBA, con el tercer y cuarto partido previstos para jueves y sábado en la arena de Oklahoma City. El ganador de esta serie se medirá al campeón del Este, título que disputan los Miami Heat y Boston Celtics.

LEÉR MÁS  Súper TC2000: Renault y sus pilotos invitados para los 200 Kilómetros

Ginóbili aportó 20 puntos a la causa tejana y el novato Kawhi Leonard otros 18 para que los Spurs consiguieran el cuarto mejor récord de victorias consecutivas en la historia de la NBA. El veterano Tim Duncan colaboró con 11 puntos y 12 rebotes, pero estuvo activo en la defensa bajo las tablas al propinar cuatro bloqueos.

Kevin Durant, con 31 puntos, lideró de nuevo a los Thunder, mientras el base James Harden añadió 30 y Russell Westbrook contribuyó con 27.

San Antonio parecía encaminarse a un cómodo triunfo luego de liderar la primera mitad 55-44 y cerrar el tercer cuarto con amplio margen de 92-76. Empero, Durant, Harden y Westbrook unieron fuerzas para recortar los 22 puntos de ventaja a un esperanzador 99-93 en el pizarrón, con 5:25 por jugar, antes de que apareciera de nuevo Manu Ginóbili con sus tiros a distancia y su zurda de oro en entradas al aro.

LEÉR MÁS  Tapia sigue estirando la elección del próximo DT

En este punto, los Spurs habían bajado el ritmo en un exceso de confianza, pero luego del rapapolvo que el técnico Gregg Popovich le echó a Parker, el equipo volvió a concentrarse en su tarea, animado por los encestes de Ginóbili.

”Perdimos nuestro ritmo, lo que ellos aprovecharon para acercarse, pero nos volvimos a enfocar y sacamos el partido ante un equipo muy duro”, reconoció Parker.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here