”A Rojo lo vamos a esperar hasta mañana. Si no llega en buenas condiciones físicas, dudamos entre (Hugo) Campagnaro y Clemente (Rodríguez). Lo que buscamos es siempre un jugador que salga rápido de atrás. El resto será el mismo equipo que salió contra Uruguay”, dijo Sabella en conferencia de prensa en Santiago.

Si el ex Estudiantes, que tiene una molestia en el isquiotibial izquierdo, no llega e ingresa Campagnaro, Pablo Zabaleta pasará al lateral izquierdo, modificación que Sabella realizó durante el desarrollo del partido con Uruguay; si en cambio entra Clemente Rodríguez, el de Manchester City seguirá en la banda derecha.

La formación será entonces la siguiente: Sergio Romero; Zabaleta o Campagnaro, Federico Fernández, Ezequiel Garay y Rojo o Zabaleta o Rodríguez; Fernando Gago, Javier Mascherano y Angel Di María; Lionel Messi, Gonzalo Higuaín y Sergio ”Kun” Agüero.

De esta forma, el DT se inclinará por conservar el dibujo 4-3-3 con la presencia de los ”cuatro fantásticos” (Di María, Messi, Higuaín y Agüero), aunque al respecto aclaró: ”No es que encontré la táctica que me da equilibrio, sino que es una variante más que usamos, con mucha potencia ofensiva. Siempre depende del momento del equipo y de los jugadores y también del rival de turno”.

”Será un partido diferente al de Uruguay, que para mí fue el mejor desde que me hice cargo -siguió-. Chile no viene de obtener buenos resultados pero cuenta con muy buenos jugadores y un muy buen técnico. Nos obliga a estar atentos durante todo el partido. Esperamos estar a la altura de las circunstancias”.

Para Sabella, la opaca realidad del seleccionado chileno y los cuestionamientos a su DT, el argentino Claudio Borghi, no significa necesariamente una ventaja para Argentina: ”Uno nunca puede saber cómo reaccionan las personas ante una adversidad”.

”Por ahí no le encuentran la vuelta -explicó-, pero por ahí lo toman como el partido para revertir la historia. A nosotros mismos nos pasó, que veníamos de perder con Venezuela y empatar contra Bolivia y en Colombia, a pesar de ir perdiendo, dimos vuelta el marcador y desde allí comenzamos una etapa de crecimiento”.

En ese proceso, Sabella recalcó la importancia de haber armado ”un buen grupo”, porque eso ”se refleja en el campo”; y también el rendimiento de Messi, ya líder notorio del equipo.

”Cuando uno cuenta con un jugador como Messi, que juega siempre de bien para arriba y ahora, además, está metiendo muchos goles, es importante que esté tranquilo, contento, feliz. Y eso es una tarea grupal, tanto del cuerpo técnico como de sus compañeros. Es un objetivo que nos compete a todos”, cerró. Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here