Romero, ¿sí o Mou?

Ya probaste el grandote (Andújar) y no te fue bien. ¿Ahora vas por el Chiquito? Un día el eslogan publicitario del alfajor, se dio vuelta. Porque el sueño de tener al arquero de Estudiantes quedó sepultado luego de una charla entre dirigentes de los dos clubes y porque el deseo máximo de Guillermo es tener un arquero de Selección para el primer semestre de 2017. Y después de la frase terminante de Bauza poniendo en duda la continuidad en el arco de Argentina de Romero por su falta de continuidad en el Manchester United, Boca va a la carga por Chiquito. Y va con todo.
La historia tiene varios capítulos. Y el que se llevó más páginas de la novela fue el pase frustrado de Andújar. En Boca se sienten un poco decepcionados, desde el presidente hasta el cuerpo técnico, porque piensan que se manejaron como correspondía y que del lado de Estudiantes no hicieron lo mismo. “Cada vez que llegábamos al número que ellos pretendían, pedían algo más”, se quejan desde La Boca. Creen que la Brujita Verón no quería vender al arquero y que por eso la operación no se realizó, y no por un problema de dólares. Hubo un último intento, pero como la situación se seguía dilatando, en la dirigencia xeneize decidieron cambiar de frente y luego de recibir mil propuestas (Broun, Olave, el uruguayo Viera, el ecuatoriano Domínguez, Armani, Rossi y más), ahora apuntan todos los cañones al arquero titular de la Selección en los últimos dos mundiales.
“Si no ataja en su equipo va a ser complicado que se pueda sostener en la Selección. No es lo mismo tener ritmo futbolístico que no”, aseguró el Patón Bauza y le abrió la puerta al deseo del Mellizo, con quien dialogó de las virtudes de Sergio. “Voy a hablar con él y si puedo con Mourinho. Algo hablamos y el técnico le dijo que le iba a dar más posibilidades, pero aún no han sido muchas”, remató Edgardo.
Con las declaraciones frescas y con las ilusiones intactas, los dirigentes de Boca se contactaron con el agente del jugador para que trate de convencerlo. Guillermo haría lo mismo en las próximas horas para decirle que lo quiere, que le parece ideal para Boca, ya que sabe perfecto manejar la presión, los tiempos y, además, sabe jugar muy bien con los pies… Todo muy lindo, pero el problema es que en principio el arquero de 29 años quiere quedarse en Inglaterra, peleando un lugar en el United de Mourinho, más allá de que sólo jugó cinco partidos en esta temporada. Al margen del desafío futbolístico y su suculento salario, está el tema personal de que su familia pretende seguir viviendo en Europa. Pero desde su entorno ahora no dan un “no” rotundo, ya que las palabras de Bauza pueden ser un punto de inflexión en la decisión del arquero que más partidos tiene en la historia de la Selección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here