”Siempre estará en nuestra memoria”, dijo el presidente del COI, Jacques Rogge en su discurso, según reportó la agencia alemana DPA. La clausura comenzó como debía haber terminado la inauguración.

 

El cuarto brazo del pebetero sí subió en esta ocasión y se unió a los otros tres. Como estaba previsto hace 16 días, la ex patinadora Catriona Le May Doan pudo usar su antorcha, con la que esperó en vano en la primera fiesta, para encender el brazo que le correspondía.

 

Vancouver empezó la despedida riéndose de sí misma y siguió a ritmo de rock y con el mismo respeto e integración de las ”Primeras Naciones”, los pueblos indígenas que poblaban el territorio antes de la llegada de los europeos, que en la inauguración.

LEÉR MÁS  El Kun Agüero rompió el silencio luego del desmayo con la Selección

 

Y más rock, en inglés, en francés y en ambos idiomas a la vez para que los francófonos no se sintieran menospreciados.

 

El noruego Petter Northug recibió su medalla de oro por ganar en la mañana los 50 kilómetros de esquí de fondo.

 

Con dos oros, una plata y un bronce es el rey de los Juegos, y la reina, su compatriota Marit Björgen, que ganó tres oros, una plata y un bronce también en esquí de fondo.

 

Luego llegó el turno de Sochi, la ciudad rusa que en 2014 organizará los Juegos de Invierno, que recogió el testigo de Vancouver. Un coro interpretó el solemne himno ruso con un estilo muy diferente al pop desenfadado del inicio.

LEÉR MÁS  La Bombonera: el mejor estadio del mundo

 

La supermodelo Natalia Vodianova dio paso a la presentación cultural de Sochi, que concluyó con el patinador Eugeni Plushenko y el jugador de hockey sobre hielo Alexander Ovechkin como embajadores.

 

En los discursos, el presidente del comité organizador, John Furlong, sorprendió con un ”íAhora nos conocen, eh!”, y puso la nota de humor al ironizar con el templado clima en la sede de Cypress Mountain que tantos problemas de cabeza le dio.

LEÉR MÁS  El Kun Agüero rompió el silencio luego del desmayo con la Selección

 

Luego, el presidente del COI dio por clausurados los Juegos y Neil Young puso la nota melancólica con la banda sonora del apagado del fuego y la retirada (sin errores mecánicos) de las piezas del pebetero.

 

La fiesta llegó con más humor, con una gran ovación para el actor Michael J. Fox, con el cantante Michael Buble vestido de guardia de la Real Policía Montada y con Canadá riéndose más de sí misma y mostrando todas sus imágenes de marca: castores, renos, el hockey… Nickelback, Avril Lavigne y Alanis Morisette sellaron la fiesta olímpica que Vancouver celebró durante 16 días.

 

Telam

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here