Según Playfutbol, quizás San Lorenzo no tuvo un paso arrollador como en el encuentro del pasado fin de semana disputado en el Nuevo Gasómetro por el campeonato local, pero si se tiene en cuenta la estadística y las situaciones de gol, la diferencia fue grande. Es que los de Boedo generaron varias chances que pudieron haberlo puesto en ventaja en Núñez, pero la mala fortuna y otra brillante actuación de Barovero, hicieron que se despidiera prematuramente de esta Copa.

Porque Ramón Díaz advirtió que ”era un partido de Copa”, pero a los cancheros se les fue la mano con las mangueras antes del inicio del partido y eso le terminó sentando mejor a la visita, que sufrió menos por el pasto húmedo y en el primer tiempo tuvo varias para quebrar en su favor el marcador, que finalmente no se rompió.

A enumerar: primero fue Piatti el que aprovechó una caída de Carbonero y se topó con el despeje con los puños del arquero rival; más tarde Correa capturó un mal despeje de Balanta, que quedó desacomodado y se la dejó servida, pero la bola se amortiguó en Pezzella y murió en las manos de ”Palito”. Otra vez uno con la banda roja cayó al suelo (el propio Pezzella) y Verón fusiló al ‘1’ de los ”Millonarios”, quien resolvió tirándola al córner y más tarde le ahogó un mano a mano a Cauteruccio. ¿De River? Nada de anda, en los primeros 45 minutos.

En el complemento, siguió la temática. Balanta no hizo pie, cayó de cabeza al piso y tuvieron que cometer una falta cerca del área que derivó en un fierrazo de Navarro que pegó en el travesaño, dio en la espalda de Barovero y milagrosamente se fue al tiro de esquina. Piatti quiso sorprender de media distancia, pero el guardameta bajó la persiana, igual que sobre el final ante el chiquitín Villalba, que perdió con él en el cara a cara y después el cabezazo deKannemann –de rebote- volvió a dar en uno de los postes.

El local, solamente atinó a aferrarse a la ventaja obtenida en el ‘primer chico’ y recién llegó a tener algo más de movilidad con la entrada de Federico Andrada, quien ayudado por los descuidos defensivos de un ya jugado ”Ciclón”, intentó encontrar espacios. No pudieron liquidar la serie ni Carbonero ni Ferreyra, a pocos minutos del pitazo final de Pitana, que debió haber expulsado a Maidana por un patadón y después mostró la roja bien a un sacado Alvarado, por increpar al colombiano.

Pero todavía los hinchas ‘cuervos’ que siguieron las acciones por televisión deben estar agarrándose la cabeza por el cabezazo que desaprovechó Cauteruccio, a la altura del área chica y con un Barovero con casi nada por hacer. En definitiva, el resultado no le terminó sentando bien a esta revancha, pero los duelos de copa son así: duran 180 minutos y el que falla, lo paga caro. A River le sobró poco y nada, pero se tomó revancha de lo que pasó el último domingo en otro ámbito.

Ahora, al ”Millonario” le tocará enfrentarse con un elenco prácticamente desconocido en el medio internacional: Liga de Loja, de Ecuador. Lo que sabe Ramón es que definirá la llave en su casa y seguro contará con dos alumnos importantes para él, que se ausentaron hoy: Teófilo Gutiérrez y Jonathan Fabbro. Para los de Pizzi quedará la bronca por haber dicho adiós a una de las tres competencias, pero al menos ahora, podrá enfocarse en la Copa Argentina, que otorga un pase a la Libertadores 2014, y también a apostar fichas al Torneo Inicial.

Formaciones:

River: Marcero Barovero; Jonatan Maidana, Germán Pezzella, Éder Álvarez Balanta, Leonel Vangioni; Carlos Carbonero, Cristian Ledesma, Leonardo Ponzio, Ariel Rojas; Manuel Lanzini y Rodrigo Mora. DT: Ramón Díaz.

San Lorenzo: Sebastián Torrico; Julio Buffarini, Pablo Alvarado, Santiago Gentiletti, Walter Kannemann; Juan Mercier, Leandro Navarro; Gonzalo Verón, Ángel Correa, Ignacio Piatti; y Martín Cauteruccio. DT: Juan Antonio Pizzi.

Árbitro: Néstor Pitana

Cancha: Antonio Vespucio Liberti

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here