Esta vez, el clásico tuvo una relevancia distinta a la de los 164 encuentros oficiales que disputaron anteriormente River e Independiente, que siempre estuvieron acostumbrados a pelear por el título y hoy en día luchan para escapar de la promoción.

 

Es que Independiente y River son dos de los cuatro equipos que nunca descendieron de primera división, junto a Boca y Arsenal, y además sus seguidores no se permiten ni siquiera pensar en tener que disputar una reválida con un conjunto procedente de la B Nacional.

 

Por tal motivo, el entrenador del Rojo, Antonio Mohamed, prefirió resguardar a cinco titulares en su debut del jueves pasado por la Copa Libertadores ante Peñarol, de Uruguay, al que venció por 3-0, para poder utilizarlos en el clásico con River.

 

Porque si bien el torneo internacional es la prioridad para el club de Avellaneda, también intentará acumular la mayor cantidad de puntos en el Clausura para alejarse de la zona de peligro en la tabla de los promedios.

 

River, en cambio, tuvo la chance de jugar a dos puntas, porque debido a la derrota de Estudiantes, inició el clásico sabiendo que una victoria lo colocaría, además, en la cima de tabla de posiciones del Clausura.

 

El partido arrancó con gran ritmo, de ida y vuelta, golpe por golpe, y la primera acción de peligro fue para Independiente, con una acción de Patricio Rodríguez y un posterior remate de Fredes, que se fue cerca del palo izquierdo del arco defendido por Chichizola.

 

Mientras que River contestó a los 16 minutos con un desborde de Juan Manuel Díaz por la izquierda y una aparición fantasmal de Pavone por el segundo palo, que obligó a una atajada sensacional de Hilario Navarro, que salvó al local.

 

Y Pavone también comprometió al arquero de Independiente con un remate de media distancia a los 27 minutos, pero Hilario Navarro resolvió con seguridad y mandó el balón al tiro de esquina.

 

A los 34 minutos, la terna arbitral se equivocó y le anuló una jugada de ataque que había terminado en gol de Paulo Ferrari, sancionando una posición adelantada que no existió, porque el lateral de River estaba detrás de la pelota cuando fue asistido desde la izquierda.

 

En ese primer tiempo, Independiente tuvo más la pelota pero las principales acciones de peligro favorecieron a River, especialmente por las proyecciones de sus laterales, Ferrari y Juan Manuel Díaz.

 

En el arranque del complemento, se repitió la misma escena, con Independiente llevando la carga del encuentro, pero los movimientos de River en ataque eran más punzantes, y así, a los 6 minutos, Navarro se quedó con un tiro bajo de zurda de Pavone.

 

Pero Chichizola también tuvo trabajo, porque a los 8 minutos, Nicolás Cabrera apareció solo en el área, mano a mano con el arquero, y el duelo fue para el juvenil de River, que rechazó el balón con sus piernas.

 

River tuvo situaciones claras (por Pavone, Lanzini y Lamela) y en el otro arco, se lo perdieron Patricio Rodríguez, Tuzzio y el propio Silvera, por lo que el partido estaba para cualquiera.

 

Y el clásico se resolvió sobre el final, en una acción individual de Pavone, a los 43 minutos, para que River sume una victoria de oro, para tomar oxígeno en la tabla de los promedios y treparse a la cima del torneo Clausura, con 7 puntos.

 

En Independiente, se profundizó la crisis, porque el equipo lleva más de 4 meses sin ganar en el torneo local y encima, en el clásico se le lesionó el arquero Hilario Navarro, que no podrá jugar ante la Liga de Quito por la Copa Libertadores.

 

 

La síntesis:

 

Independiente (0): Hilario Navarro; Eduardo Tuzzio, Carlos Matheu y Julián Velázquez; Nicolás Cabrera, Roberto Battión, Hernán Fredes y Lucas Mareque; Matías Defederico; Patricio Rodríguez y Andrés Silvera. DT: Antonio Mohamed.

 

River (1): Leandro Chichizola; Jonatan Maidana, Alexis Ferrero, Adalberto Román; Paulo Ferrari, Walter Acevedo, Matías Almeyda y Juan Manuel Díaz; Erik Lamela y Manuel Lanzini; Mariano Pavone. DT: Juan José López.

 

Gol en el segundo tiempo: 43’ Pavone (R).

 

Cambios en el segundo tiempo: 18’ Leandro Gracián por Defederico (I), 24’ Cristian Pellerano por Fredes (I), 31’ Fabián Bordagaray por Lamela (R), 39’ Leonel Núñez por Silvera (I), 41’ Diego Buonanotte por Lanzini (R), 44’ Ezequiel Cirigliano por Pavone (R).

 

Amonestados: Matheu (I); Juan Manuel Díaz (R).

 

Arbitro: Saúl Laverni.

 

Cancha: Independiente.

 

Telam

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here