River Plate goleó a Banfield por 4-1 en el estadio Monumental, que palpitó la trilogía de Superclásicos ante Boca Juniors, y sigue en la punta del campeonato de primera división.

Fernando Cavenaghi, quien con 106 goles se metió entre los diez máximos goleadores de la historia del club, definió el partido al marcar el tercer y cuarto tanto, éste último con un taco exquisito, a los 39 y 48 minutos del segundo tiempo.

Anteriormente, Sebastián Driussi (20m. PT) y Ramiro Funes Mori (28m. ST) habían marcado para el equipo de Marcelo Gallardo que alcanzó los 24 puntos en el torneo y terminará la jornada nuevamente en lo más alto de la tabla de posiciones.

Banfield, que sumó su segunda derrota en fila, llegó al 2-1 parcial a través del colombiano Mauricio Cuero, a los 36 minutos de la segunda parte.

River, tras lograr el pase a octavos de final de la Copa Libertadores de América donde se cruzará con su clásico rival, extendió el buen momento en el torneo doméstico al conseguir la quinta victoria consecutiva que lo deja bien parado de cara a los próximos compromisos.

Primero, afrontará, el próximo sábado en San Juan, la final de la Supercopa Argentina ante Huracán y luego visitará a Boca en La Bombonera, en el primero de los clásicos correspondiente a la undécima fecha del campeonato local.

LEÉR MÁS  El Kun Agüero rompió el silencio luego del desmayo con la Selección

Con pasajes de buen fútbol, el ‘Millonario’ superó a su rival por la contundencia en el área rival en los momentos claves del partido ya que pegó primero, luego aumentó la ventaja y cuando recibió el gol en contra tuvo una rápida reacción para no poner en peligro el triunfo.

Por su parte, el ‘Taladro’ pareció sentir el golpe de la derrota en el clásico ante Lanús (2-1) ya que, además de lo significó en lo anímico, llegó a este encuentro con tres bajas sensibles: Sergio Vittor y Ricardo Noir, suspendidos, y Nicolás Bertolo por lesión.

No obstante, el equipo de Matías Almeyda, quien nuevamente fue bien recibido por los hinchas locales y por sus ex dirigidos, tuvo la oportunidad de igualar el partido al inicio del segundo tiempo pero el ecuatoriano Juan Cazares falló frente al arco defendido por Marcelo Barovero.

Desde el inicio fue River el que dominó el trámite del partido con un buen nivel de Matías Kranevitter en el mediocampo y la potencia de Gonzalo Martínez y Sebastián Driussi para aprovechar los claros en la defensa visitante.

LEÉR MÁS  Cómo quedaron los grupos para el sorteo del Mundial Rusia 2018

Luego de varios intentos, con algunos remates de Cavenagui y ‘Pity’ Martínez, el gol llegó desde los pies de Driussi, quien recibió un pase de espaldas del capitán ‘millonario’ y desde el aire empalmó un derechazo que dejó sin reacción al arquero Enrique Bologna.

El equipo del sur bonaerense recién pudo inquietar al dueño de casa con jugadas de pelota parada y así fue que Luciano Civelli y Lucas Viatri tuvieron sus oportunidades en el arco rival.

En la segunda etapa, a los dos minutos, Cuero desbordó por derecha y tiró el centro atrás para la llegada de Cazares, quien con todo el arco a su merced disparó por arriba del travesaño.

Esta jugada cambió el desarrolló del partido ya que River se afianzó y se paró en campo contrario con la intención de estirar la ventaja y no sufrir otro empate inmerecido en casa como le sucedió con Quilmes (fecha 2, 2-2) y Unión de Santa Fe (fecha 4, 2-2).

LEÉR MÁS  La Bombonera: el mejor estadio del mundo

El gol de la tranquilidad vino por la vía aérea luego de un centro desde la izquierda que peinó Driussi y dejó solo a Funes Mori, quien definió de primera ante la salida de Fernando Pellegrino, el reemplazante del lesionado Enrique Bologna.

Sorpresivamente, Banfield consiguió el descuento en una jugada en la que Cazares sacó un buen pase a la espalda de Vangioni para el colombiano Cuero, quien definió al primer palo de Barovero.

Sin embargo, la ilusión duró poco porque Cavenaghi en apenas diez minutos se encargó de definir el encuentro con una buena definición en el área luego de una gran jugada de Ariel Rojas por izquierda y luego con un taco exquisito tras un centro de Augusto Solari por derecha.

Festejo y desahogo para River, y también para Cavenaghi, quien días atrás puso en duda su continuidad en el club, a la espera de los Superclásicos que la hinchada palpitó con cánticos durante todo el partido.

Por su lado, Banfield intentará retomar frente a Independiente la senda de triunfos que, antes de estas caídas, habían sido cuatro al hilo.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here