En el estadio ‘Atanasio Girardot’, el conjunto de Gallardo igualó 1 a 1 con Atlético Nacional. Mientras Orlando Berrio abrió el juego en la primera mitad (tras una exquisita habilitación de Cardona), ‘Piscu’ emparejó en el complemento con un violento disparo a distancia. El equipo del ”Muñeco” tuvo una etapa inicial para el olvido, casi sin encontrar el balón y siendo asfixiado por la presión por el local. Habiendo recibido los ‘retos’ e indicaciones necesarias en el vestuario, todo cambió en la reanudación del juego: los colombianos casi no volvieron a atacar (aunque contaron con un cabezazo al travesaño) y el ‘Millonario’ recuperó le memoria atacando con más insistencia. Sin el valor del gol de visitante en esta instancia, los de Núñez lograron un buen resultado de cara a lo que será la definición en su casa del próximo miércoles.

Pese al primer gran paso dado, eliminando a Boca en Semis y sacándose la espina que acarreaba desde hacía 10 años, River no comenzaba para nada bien su travesía en lo que era el retorno a una final internacional luego de 11 años. Es que nada preció quedarle de esa valentía que había ganado hace sólo una semana atrás. Con una actitud desconocida en lo que va del semestre, los dirigidos por Marcelo Gallardo protagonizaron un primer tiempo para el olvido en Medellín.

En el marco de la primera Final, Atlético Nacional salió decidido a hacer valer su localía y asfixió a los de Núñez apenas pisaron el campo de juego. Generando peligrosos desbordes en los minutos iniciales, ya a los cinco contó con su chance más peligrosa cuando Edwin Cardona ejecutó un violentísimo tiro libre que rozó en Marcelo Barovero para luego pegar en el pelo y perderse por el tiro de esquina.

Pese al dominio y la incesante presión, los colombianos no estaban teniendo la precisión necesaria como para reflejar su superioridad en el marcador. Y cuando el ‘Millonario’ empezaba a agarrarse de esta vida extra que le otorgaban para animarse a más, llegó el primer golpe. Fue a los 34 minutos cuando Edwin Cardona se lució con un exquisito pase para ganarle la espalda a Leonel Vangioni (una constante desde el inicio del juego), el cual recibió Orlando Berrio para coronar la maniobra mandando el balón al fondo de la red y permitir que los suyos se fueran al descanso en ventaja.

Tan tibia había sido la actitud de la ‘Banda’ que se esperaba muchos retos e indicaciones por parte del enojado ‘Muñeco’ en el vestuario. Y las palabras del DT parecieron ser acertadas porque un cambio rotundo hubo en la entrega de los suyos en cuanto el juego se reanudó. Contando con un buen ataque apenas a los dos minutos (Teo habilitó a Sánchez, que remató exigido ante el buen achique de Armani), a los cuatro Leonardo Pisculichi exigió al arquero rival despachándose con un violento tiro libre.

El partido parecía ser otro. Mientras el local había quedado estupefacto y casi no atacaba más, la visita crecía de la mano de las intervenciones de Teo y Piscu más el adelantamiento del ‘atrevido’ e incansable Sánchez. Y mientras el técnico Osorio intentaba buscar respuestas entre sus relevos, para los de Gallardo apareció otra vez el hombre de los goles importantes: con un violento y exquisito disparo a distancia, Pisculichi fulminó a Armani y decretó el 1-1 que hacía soñar a los suyos (minutos antes, el local había contado con un cabezazo de Pérez que hizo temblar el travesaño).

FORMACIONES

Atlético Nacional: Franco Armani; Daniel Bocanegra, Alexis Henríquez, Óscar Murillo; Alejandro Bernal, Alexander Mejía, Farid Díaz; Edwin Cardona; Orlando Berrío, Luis Ruiz y Jonathan Copete.DT: Juan Carlos Osorio

 

River: Marcelo Barovero; Emanuel Mammana, Germán Pezzella, Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio, Ariel Rojas; Leonardo Pisculichi; Rodrigo Mora y Teófilo Gutiérrez. DT: Marcelo Gallardo

Estadio: Atanasio Girardot

Árbitro: Ricardo Marques (brasileño)
Playfutbol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here