Mientras intensifica su recuperación, Juan Román Riquelme rompió el silencio y se mostró muy autocrítico sobre la realidad de Boca Juniors, que está penúltimo en la tabla de posiciones en el torneo Clausura y que tiene como única expectativa la Copa Libertadores. Tanto es así que el ‘10’ no se anduvo con vueltas: “Si no avanzamos en la Copa, es una vergüenza”, disparó.

Además, reconoció que el nivel del equipo no es el mejor: “Jugando así no podemos ganar la Copa. Con Riquelme o sin Riquelme, no estamos jugando bien. Cuando las cosas van bien, todos somos culpables y cuando salen mal, lo mismo”, insistió Román, en diálogo con Fox Sports.

Sin pelos en la lengua, Riquelme fue todavía más allá a la hora de analizar la situación en el certamen local. ”La situación en el club no está de la mejor manera. Terminar últimos tiene que dar vergüenza”, sentenció.

Finalmente, sobre su recupración, el mediocampista explicó que “de a poco me voy moviendo cada vez mejor, aunque me sigue molestando la planta del pie. Hay que acostumbrarse al dolor, porque empieza la verdadera Copa y quiero jugarla”, concluyó.

Durante el entrenamiento realizado hoy por el plantel en el predio de Casa Amarilla, tras una ecografía que se le realizó en la zona afectada, Román salió a trotar, con zapatillas y sin tocar la pelota.

Posteriormente, acompañado por el kinesiólogo Rubén Araguas, dio algunas vueltas a la cancha y se exigió sorteando unos conos que se pusieron para intensificar su preparación.

La última vez que jugó Riquelme fue el 9 de abril pasado, cuando Boca le ganó a Guaraní, de Paraguay, 3 a 1, en La Bombonera- el convirtió el último gol, de penal- y desde aquella oportunidad no volvió a estar en contacto con la pelota.

Por otra parte, esta mañana, durante la práctica, el plantel se dividió en varios grupos, que fundamentalmente hicieron ejercicios físicos y otros se trasladaron al gimnasio del club para afianzar la preparación.

El problema es que Boca se ha convertido en ”una enfermería”, pues además de Riquelme, están lesionados el paraguayo Julio Cáceres, que se resintió del desgarro en el aductor derecho y por tal motivo también se le realizó una ecografía para un control más exhaustivo de la dolencia.

El mediocampista Leandro Gracián presenta un pequeño desgarro en el glúteo medio izquierdo, por eso también realizó una tarea diferenciada.

El juvenil mediocampista Nicolás Gaitán, según el parte médico suministrado por el club, tiene ahora un traumatismo en el soleo derecho.

Por último, se informó que por decisión del cuerpo técnico, el plantel tendrá mañana el día libre y recién volverá a entrenarse el jueves, a partir de las 10, en el predio de Casa Amarilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here