El presidente del Fútbol Club Barcelona, Sandro Rosell, oficilizará esta tarde su renuncia al máximo cargo de la institución catalana al quedar envuelto en la polémica del caso Neymar, en la que se sospecha que podría haber habido un ”contrato simulado” y así, los €57 millones que se dieron a conocer como cifra oficial del traspaso serían en realidad €95.

El dirigente convocó esta mañana a sus colaboradores más cercanos en la dirigencia a una reunión de urgencia para evaluar el escenario de su posible dimisión, decisión que finalmente tomó y que dará a conocer esta tarde, a las 14 en una asamblea de junta directiva. En su lugar quedará el vicepresidente primero del club, Josep María Bartomeu.

El diario catalán Mundo Deportivo anunció el alejamiento del mandatario luego de la reunión con sus colaboradores más cercanos. También Sport confirmó la información, y ambos medios coinciden en que se hará oficial en las próximas horas.

Bartomeu se hará cargo de la institución a partir de hoy aunque todavía no se definió si completará el mandato de su antecesor, que vence en 2016, o bien llamará a elecciones en junio, cuando finalice la presente temporada.

La renuncia de Rosell se produce en medio de un escándalo en el pase de Neymar, que podría llevar al dirigente ante la justicia. Ante esta situación, y con la idea de no perjudicar la imagen del club, el mandatario decidió dejar su cargo.

Entre las diferentes versiones que mencionan los medios españoles, algunos indican que el dirigente dejaría su puesto con la figura de un cese temporal, y regresaría cuando se resuelva su situación con la justicia.

Sandro Rosell asumió la presidencia del Fútbol Club Barcelona el 1° de julio de 2010 con el 61,35% de votos, el porcentaje más alto en la historia de la institución. Durante su gestión el club ganó ocho títulos, entre ellos un Mundial de Clubes y una Champions League.

La investigación por el caso Neymar surgió a partir de la denuncia presentada por un socio del Barcelona contra el presidente del club por el delito de apropiación indebida: ”La querella es a Rosell, no al Barça. En cualquier caso, no pensamos que nadie se haya quedado con dinero; solo queremos saber cómo justifica los gastos, porque no está claro”, dijo Jordi Cases, el querellante.

En este contexto y tras la evaluación de los documentos presentados por Cases, el juez Pablo Ruz otorgó a éste los derechos al reclamo por entender que ”hay elementos suficientes para investigar los hechos” tal como pidió la Fiscalía con el objetivo de determinar ”la apariencia o no de posibles irregularidades con relevancia jurídico penal”.

Hasta el momento, Rosell no fue llamado a declarar por el juez (pese a que el presidente pidió declarar ante la Audiencia Nacional para ratificar que Neymar llegó al Barcelona por €57 millones y no €95), pero la citación podría darse en las próximas horas, escenario ante el cual el titular del club llamó a sus colaboradores de máxima confianza y determinó su renuncia al cargo para cuidar la imagen de la institución catalana.

El dirigente fue uno de los pilares fundamentales de la candidatura encabezada por Joan Laporta que consiguió ganar las elecciones al F. C. Barcelona de 2003. Ese año se convirtió en nuevo vicepresidente deportivo del F. C. Barcelona, cargo que ocupó hasta 2005. El 11 de mayo de 2010 presentó su precandidatura a la presidencia y ganó la elección con un récord de votos.

Fuente: PlayFutbol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here