Rally Dakar 2017: los accidentes y los abandonos marcaron una jornada agitada

Marc Coma, el director deportivo del Dakar, les había advertido a los pilotos que el calor sería un factor preponderante en la décima etapa de la competencia. Tuvo razón el español, pero no sólo la temperatura fue protagonista sino que fue un día en el que pasó de todo: accidentes, heridos y abandonos por doquier.

El trayecto que unió Chilecito con San Juan comenzó con sobresaltos para más de un competidor y Stephane Peterhansel, líder en la categoría de autos, no fue la excepción. Es más, fue protagonista. El francés chocó contra el motociclista esloveno Simon Marcic (KTM) y le provocó una fractura expuesta de tibia y peroné en el kilómetro 83 del especial, donde paró para esperar la asistencia.
El episodio le hizo ceder preciados minutos y la diferencia con Sebastien Loeb llegó a ser de 8m23. Cyril despresaprovechó la situación y se separó aún más del resto con el objetivo de afianzarse en el tercer lugar del podio del Dakar.
Horas después del especial, la organización le devolvió a Peterhansel el tiempo que pasó detenido por el accidente con Marcic y lo consagró como ganador de la etapa, con un tiempo de 4h47, seguido por Loeb a 7m28 y por a 10m01. Con estos resultados en la etapa, Peterhansel recuperó el mando de la general con 24h58m43, con Loeb al acecho a apenas 5m50.
El finlandés Mikko Hirvonen, que había comenzado la etapa ubicado en el quinto lugar de la clasificación general detrás de los Peugeot, rompió el radiador de su Mini luego de chocar con un camión en el kilómetro 195 del especial y quedó definitivamente afuera de la competencia.
Orly Terranova dio la cara por el equipo y ganó un lugar para quedar sexto, a 2m27 del sudafricano Giniel De Villiers. “Estamos muy cerquita de De Villiers. La verdad que quisiera estar un poquito más arriba, pero los Peugeot están en otro nivel. Hoy La undécima y penúltima etapa, que se correrá hoy, llevará a los pilotos a Río Cuarto luego de un recorrido de 754 kilómetros, 288 de ellos cronometrados para motos y cuatriciclos. Los autos recorrerán 759 kilómetros, 292 de ellos de especial, y los camiones harán 754, con 288 cronometrados.
Las noticias que llegaban al autódromo El Zonda sobre los motociclistas no eran para nada alentadoras El chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna) fue otro que padeció el calor extremo -la temperaturá superó los 38 grados- y sufrió un accidente: se cayó cerca del kilómetro 400 y debió abandonar la competencia a causa de una conmoción cerebral. Otro que corrió la misma suerte fue el eslovaco Stefan Svitko (KTM), segundo en la etapa, que se desvaneció tras cruzar la línea de llegada. Y por si fuera poco, el estadounidense Ricky Brabec se quedó a 12 kilómetros de la meta. Quedó dicho: pasó de todo.
En camiones, el ganador de la etapa fue nuevamente un piloto del equipo Kamaz, el ruso Eduard Nikolaev. Mientras tanto, Federico Villagra, uno de los animadores de la categoría, culminó décimo, a 30m27, y no varió su cuarto lugar en la general. A falta de dos jornadas, el cordobés se encuentra a 33m30 de su compañero Gerard De Rooy, a quien intentará superar para repetir el tercer puesto obtenido en la edición 2016.
Sobre su cuatriciclo, Pablo Copetti (Yamaha) tuvo una gran actuación en la etapa que culminó en San Juan. Su cuarto puesto le permitió afirmarse en el cuarto lugar de la general, a 27m30 del francés Axel Dutrie (Yamaha), que ocupa el último lugar del podio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here