Racing Club cerró hoy el semestre con un contundente triunfo sobre Vélez Sarsfield por 3-1, como local, que lo dejó a dos puntos del líder San Lorenzo, en un partido válido por la fecha 15 del campeonato de primera división, que se reanudará luego de la Copa América.

Los goles de la ‘Academia’ fueron convertidos por Gustavo Bou, de tiro penal, a los 31 minutos del primer tiempo, el uruguayo Washington Camacho, a los 11 de la segunda etapa, y Diego Milito, quien había fallado un penal, a los 42.

Vélez, quien cortó una racha de dos triunfos en fila, terminó el partido con dos jugadores menos por las expulsiones de Matías Pérez Acuña (30m. ST) y Fausto Grillo (45m. ST), quien previamente había marcado el descuento a los 36′.

A los 24 del primer tiempo, el capitán Diego Milito había pateado otro penal cobrado por el árbitro Fernando Echenique que fue atajado por el arquero visitante, Alan Aguerre.

Racing, el defensor del título, ahora acumula 30 unidades y quedó a dos del líder San Lorenzo con una racha de catorce partidos sin derrotas con ocho victorias, las últimas tres seguidas, y seis empates.

En tanto, Vélez sigue con 18 unidades y terminó el semestre con siete expulsados, algo que deberá corregir el DT Miguel Angel Russo para la parte final del campeonato.

El triunfo desató una fiesta en el ‘Cilindro’ que ovacionó al DT Diego Cocca, al ídolo Diego Milito y al goleador Gustavo Bou y pidió por la continuidad de Luciano Aued, cuyo vínculo culmina el próximo 30 de junio.

La ‘Academia’ culminó una primera parte del año futbolístico de manera positiva ya que tras el buen papel que realizó en la Copa Libertadores de América, donde alcanzó los cuartos de final tras 18 años, quedó en una posición expectante en el campeonato de primera división y avanzó en la Copa Argentina.

Por su parte, el ‘Fortín’ con un plantel plagado de juveniles puede rescatar la aparición del arquero Aguerre, quien tomó el lugar del uruguayo Sebastián Sosa y afirmó en el puesto con buenas actuaciones.

Luego de descatarse ante Boca Juniors, el juvenil le atajó un penal al experimentado Milito, estuvo cerca de sacar el de Bou y con buenas atajadas salvó a su equipo de una goleada.

En un trámite parejo, Racing fue paciente y sereno para manejar la pelota y atacar a un Vélez que prefirió resguardarse y pararse de contraataque con Mariano Pavone como único delantero.

Luego de algunos intentos, el dueño de casa tuvo la primera situación clara con el penal que cometió Hernán Pellerano al tocar el balón con la mano cuando Francisco Cerro intentaba superarlo.

Sin embargo, el derechazo cruzado de Milito fue adivinado por Aguerre, quien con la pierna izquierda rechazó la pelota y ahogó el primer grito de la tarde de Avellaneda.

La revancha no tardó en llegar ya que unos minutos después Emiliano Amor derribó a Gustavo Bou, quien con permiso del capitán tomó la pelota y transformó el penal en el 1-0.

La visita, que mostró muy poco y dejó muy aislado a Pavone, no tuvo tiempo de reaccionar ya que en la segunda parte, a los 11, Camacho anticipó a toda la defensa tras un córner desde la derecha de Aued y amplió el marcador que a esa altura parecía irremontable.

Pero Racing se quedó y Vélez, aún con un jugador menos, lo aprovechó y descontó por el cabezazo de Grillo, quien luego también recibió la tarjeta roja por juego brusco, al igual que su compañero Pérez Acuña.

Para decorar el final, envuelto por la impotencia de los juveniles velezanos, llegó el gol y la revancha del ‘Príncipe’ Milito que con categoría dejó en el piso a su verdugo y sacó un remate que se metió entre el travesaño y el defensor rival.

El gol fue un desahogo para la hinchada racinguista que volvió a ovacionar al ídolo, entonó el ya clásico ”que de la mano de Diego Cocca todos la vuelta vamos a dar” y se fue ilusionada con repetir el título.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here