El partido fue malo, con los dos equipos con pocas luces, pero en ese contexto fue más claro el local, que con poco justificó la victoria.

Lanús llegó a los once puntos en el torneo Clausura, mientras que Racing quedó con diez y en zona de promoción.

Los primeros 45 minutos fueron un concierto de errores de los dos equipos. En ese lapso de tiempo se prestaron la pelota y compartieron las mismas equivocaciones.

El común denominador de la etapa inicial fue el prestarse la pelota, porque ni Lanús ni Racing supieron qué hacer con ella cuando la tenían en los pies.

En Lanús prácticamente nunca apareció Blanco -en el segundo tiempo dijo presente para marcar la diferencia-, el hombre que podría desequilibrar en el medio para habilitar a dos puntas, que a favor del enganche se mostraron estáticos y sin dar opciones de pase.

En Racing todo dependió de lo que pudiera inventar Gabriel Hauche, quien se las ingenió para generar situaciones de gol, como una que tuvo pasado el cuarto de hora pero que tapó dando rebote el inseguro arquero de Lanús Agustín Marchesín.

Los volantes de Racing no aportaron nada y Pablo Lugüercio en la posición de enganche se mostró esta vez perdido, sin poder conectarse ni con los delanteros ni con los mediocampistas.

En ese contexto, Lanús tuvo las dos chances más claras de los 45 minutos iniciales: primero lo tuvo Guido Pizarro, pero pifió el remate al arco y sobre el final de la etapa casi abre el marcador Santiago Salcedo, luego de una buena habilitación de Blanco, pero el delantero paraguayo tiró la pelota afuera.

En el inicio del segundo tiempo sorprendieron dos cosas, una que los técnicos no hicieron cambios y, la otra, que Hauche, antes del minuto, tuvo una chance clara de gol pero remató por sobre el travesaño.

Lanús respondió con Blanco enseguida y parecía que se armaba otro partido. Pero fue sólo el ímpetu del comienzo de la etapa porque todo siguió siendo igual que en el primer tiempo.

Miguel Russo y Luis Zubeldía comenzaron a hacer modificaciones, pero pese a esos movimientos nada cambiaba y las imprecisiones seguían siendo protagonistas en la cancha del ”Granate”.

En ese contexto Lanús de a poco comenzó a ser superior a Racing, generando chances de gol, no muy claras, pero inquietando a Jorge De Olivera mientras Marchesín era un espectador de lujo del partido.

La pasividad de Racing, como la de su técnico Russo, provocó que Lanús se ponga en ventaja con un lindo gol de Blanco, quien luego de recibir de Pizarro remató desde el borde del área para vencer el esfuerzo de De Olivera.

Racing intentó reaccionar, tuvo una chance con Lucas Castromán, pero Lanús de contra pudo ampliar la diferencia y así terminó llevándose, con muy poco, una victoria merecida.

Síntesis.

Lanús: Agustín Marchesín (5); Rodrigo Erramuspe (5), Santiago Hoyos (6), Jadson Viera (5) y Maximiliano Velázquez (6); Carlos Arce (5), Agustín Pelletieri (4), Guido Pizarro (5) y SEBASTIAN BLANCO (7); Santiago Salcedo (5) y Gonzalo Castillejos (4). DT: Luis Zubeldía.

Racing Club: Jorge De Olivera (6); Gabriel Mercado (5), Lucas Aveldaño (6), Matías Martínez (6) y Matías Cahais (4); Juan Carlos Falcón (4), Claudio Yacob (4) y Braian Lluy (4); Pablo Lugüercio (3); Gabriel Hauche (6) y Claudio Bieler (5). DT: Miguel Russo.

Gol en el segundo tiempo: 28’ Blanco (L).

Cambios en el segundo tiempo:
7’ Martín Wagner (4) por Falcón (RC), 13’ Sebastián Grazzini (4) por Lugüercio (RC), 19’ Leandro Díaz por Castillejos (L), 27’ Marcos Aguirre por Arce (L), 36’ Lucas Castromán por Lluy (RC) y 40’ Hernán Grana por Blanco (L).

Arbitro: Patricio Loustau (bien).

Cancha: Lanús.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here