Racing perdió con Arsenal en Sarandí

Racing Club no sólo sumó su tercera derrota consecutiva sino que además jugó el peor partido del torneo Final de fútbol al caer esta noche, de visitante, por 3 a 1 ante Arsenal de Sarandí, que consiguió su segunda victoria seguida en el certamen, en un cotejo válido por la cuarta fecha.

Los goles del conjunto local, que malogró un penal por intermedio de Emilio Zelaya (42m. PT), los anotaron Mariano Echeverría (16m. PT), Ramiro Carrera (21m. PT) y Julio Furch (37m. PT); mientras que Sebastián Saja, de penal (19m. PT) descontó para el conjunto que dirige Reinaldo Merlo.

Racing, que había debutado con una goleada sobre Colón de Santa Fe por 3 a 0, pero que luego cayó frente a San Lorenzo y Tigre, ambos, por 1 a 0, se quedó con 3 unidades; en tanto que Arsenal, que comenzó el campeonato con dos caídas, alcanzó los 6 puntos.

El primer tiempo mostró a dos equipos apurados e imprecisos y a dos defensas con fallas conceptuales groseras.
Racing fue el primero en avisar, a los 4 minutos, con un remate de Gabriel Hauche que encontró una buena respuesta de Alejandro Limia.

Sin embargo, Arsenal fue el que abrió el marcador con una suave definición de Echeverría, a los 16m., tras una falla en el juego aéreo de la última línea defensiva de la ”Academia”.

No obstante, el equipo de ”Mostaza” Merlo asimiló muy rápido el impacto y, 180 segundos más tarde, alcanzó la igualdad con un penal de Saja, tras una mano infantil de Leandro González Pirez dentro del área.

ampliar

Pero Racing volvió a fallar en el juego aéreo, y el conjunto de Gustavo Alfaro, en su segunda llegada, a los 21 minutos, se puso nuevamente en ventaja con un gol de cabeza de Carrera después de un lateral de Hugo Nervo desde la derecha que peinó Furch dentro del área.

Ese tanto de Arsenal casi que desmoronó al equipo de Avellaneda, ya que sin merecerlo estaba en desventaja en el marcador. Es que pagó carísimo todos sus errores y encima, sobre los 32 minutos, Rodrigo De Paul estuvo cerca del empate, pero su remate se fue apenas desviado.

A esa altura, la diferencia entre uno y otro fue la contundencia en el área rival. Y ese fue el punto de inflexión, porque Arsenal se paró para jugar de contraataque, se acomodó mejor en la cancha, más por confianza que por juego, y así llegó el 3-1, a los 37m., tras otra increíble falla defensiva capitalizada por Furch.

Racing dio innumerables ventajas atrás y de mitad de cancha hacia adelante lució como un equipo partido y sin ideas. Y el conjunto local lo golpeó cada vez que pudo.

De hecho, sobre los 42m., Gastón Campi (completamente perdido en el campo de juego) le cometió un penal infantil a Zelaya, pero el propio delantero desperdició la oportunidad de marcar el cuarto gol al estrellar su remate contra el travesaño.

El segundo tiempo fue un poco más equilibrado. Ambos entrenadores realizaron los tres cambios, Racing tomó el protagonismo, Arsenal jugó de contraataque y si bien hubo un par de situaciones, el resultado no se modificó.

Y así Racing profundizó su crisis futbolística tras un comienzo alentador y Arsenal ratificó su levantada luego de un inicio preocupante.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here