”Quiero volver a Nápoles como un señor”

 

Hablando en italiano, el crack argentino se defiende diciendo que ”no es un evasor fiscal” y que en Italia ”sólo jugué al fútbol”, por lo que pide que el problema con el fisco de aquél país quede en el olvido. Además, al desentenderse de las acusaciones del ministerio de Hacienda, apunta sin disimulo hacia quien años atrás fuera un ladero incondicional: Guillermo Cóppola.

”No tienen pruebas para perseguirme. Yo pido a todos los políticos italianos que miren bien quién está detrás de todo esto, mis contratos los firmaba Guillermo Coppola”, dijo Diego Armando Maradona.

La semana pasada el abogado del ex jugador, Angelo Pisani, había anunciado que la Comisión Tributaria Central italiana había confirmado la nulidad de las investigaciones fiscales realizadas a finales de la década de los ochenta sobre Nápoles y sus jugadores extranjeros, entre ellos Diego.

LEÉR MÁS  Argentina, en la última pelota del partido, perdió ante Brasil

Sin embargo, pocas horas después la Agencia Tributaria italiana negó que la deuda de Maradona, al que le reclama más de 30 millones de euros (en un comienzo eran 13 millones, pero la cifra aumentó considerablemente a causa de los itnereses acumulados) por unos supuestos impuestos no pagados en la época en la que era jugador del Nápoles, haya quedado anulada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here