Pese a la victoria del Barcelona ante el Celta de Vigo, Lionel Messi no tuvo su mejor actuación con el equipo culé y se vio reflejado en la actitud del crack del conjunto catalán. Cansado de que le pegaran constantemente, la Pulga estalló de bronca contra el árbitro del encuentro.

”Siempre lo mismo, siempre es igual”, le dijo el jugador del Barcelona después de revolear otro insulto: ”La c… de tu madre, dale”. ¡Tranquilo, Pulga!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here