La Selección argentina de básquet se clasificó este sábado para los Juegos Olímpicos de Londres 2012 tras derrotar a Puerto Rico 81 a 79, en el marco de un dramático partido que se disputó en el Polideportivo de Mar del Plata por una de las semifinales del Preolímpico.

 

UNA SEMI COMPLICADA

Para llegar a esta instancia, el equipo conducido por Julio Lamas logró revertir un tercer cuarto desfavorable gracias al muy buen desempeño de Emanuel Ginóbili para quedarse con el segundo boleto clasificatorio, ya que en el primer turno Brasil obtuvo la otra plaza gracias a la victoria sobre República Dominicana 83 a 76.

LEÉR MÁS  Cómo quedaron los grupos para el sorteo del Mundial Rusia 2018

 

Argentina se impuso con parciales de 29-24, 11-20, 26-16 y 15-19. Con este resultado el equipo nacional participará por sexta vez en los Juegos Olímpicos -tercera consecutiva-, mientras Puerto Rico, con nueve disputados, tendrá una nueva chance de conseguir su boleto a Londres en un repechaje mundial el año que viene.

 

El partido resultó sumamente cerrado, y el conjunto caribeño tuvo su chance de ganarlo al fallar un triple sobre la chicharra final.

 

Argentina sustentó la victoria a partir de los aportes de su máximo anotador Luis Scola con 27 puntos, seguido por Ginóbili con 22 y Prigioni con 17, respectivamente.

LEÉR MÁS  Quién podría ser el primer refuerzo de Boca para la Libertadores 2018

 

Por su parte, José Juan Barea, con 20 tantos, fue el goleador del equipo conducido por el polémico Flor Meléndez. Mientras que Santiago y Arroyo lo siguieron con 16 y 15 puntos, respectivamente.

 

El partido se jugó en medio de un clima de alta tensión, ya que en la cancha ninguno de los dos equipos quería resignar su chance de clasificarse.

 

Mientras los jugadores argentinos reclamaban el apoyo del público en un Polideportivo colmado, Meléndez jugaba su propio partido en el banco de suplentes y no perdía oportunidad para reclamarle a los árbitros por sus fallos.

LEÉR MÁS  La Bombonera: el mejor estadio del mundo

 

En un momento mantuvo una fuerte discusión con Julio Lamas, en la que debieron intervenir los jueces para calmar los ánimos.

 

El equipo argentino, de la mano de la Generación Dorada, alcanzó una victoria tan sufrida como merecida en medio de una lucha que resultó emocionante por su entrega. Ahora va por el título.

Infobae

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here