Por temor a un ataque terrorista con drones, la final de la Champions se jugará bajo techo

La sospecha de una posible agresión llevó a los organizadores a blindar el Millennium Stadium, de cara al encuentro del sábado entre Real Madrid y Juventus

La policía de Gales decidió tomar medidas extremas de seguridad de cara a la final de la Champions League que se disputará el próximo sábado, desde las 15:45, entre Real Madrid y Juventus. Por tal razón, por primera vez en la historia de la competencia, la definición de este torneo se realizará bajo techo, pese a que ese día brille el sol en el cielo.

La razón se debe al temor a un ataque terrorista que se valga de drones. “Hemos revisado nuestra planificación en respuesta a los últimos informes de inteligencia”, explicó un vocero policial, a días para el compromiso.

Por las calles de Cardiff ya se respira fútbol, pero con un clima enrarecido luego del reciente atentado en un concierto de Ariana Grande en Manchester, Inglaterra. Se pueden observar agentes en cada esquina y se multiplicaron las barreras de alta resistencia para controlar los accesos al estadio.

El pasado viernes, la federación galesa emitió un comunicado afirmando que “el operativo de seguridad para el período de cuatro días comprendido entre el 1° al 4 de junio será el mayor nunca visto en un evento deportivo en el Reino Unido”. No obstante, aseguraron que “en el transcurso de los últimos 24 meses, los planes integrales se han elaborado para asegurar que este partido se dispute sin inconvenientes”.

Asimismo, confirmaron que la decisión de cerrar el techo del Estadio Nacional de Gales para la final de la Champions League fue por parte de la Asociación de Fútbol de Gales, tras las conversaciones que mantuvo con todas las partes interesadas.

“Sabemos que se han cometido atentados en toda Europa, hemos revisado nuestro planeamiento en respuesta a los últimos informes de inteligencia”, sostuvo un vocero de la policía galesa, al mismo tiempo que esbozó que “desde que Cardiff fue adjudicada como sede el mundo cambió”.

El techo retráctil y a los más de 6000 efectivos no serán las principales medidas tomadas por la seguridad. Además se colocarán cámaras en lugares estratégicos, como estaciones de trenes o en las puertas de acceso al estadio, para un control de público mediante el escaneo facial. Esta técnica cuesta alrededor de 200 mil euros.

Pese a los rumores, finalmente todo haría indicar que no se cancelarán las fan zones. La UEFA prepara rincones para cada hinchada, partidos de estrellas y la “Trophy experience”, donde los simpatizantes tendrán la oportunidad de sacarse fotos con la Orejona.

Deja un comentario