El 8 de diciembre de 2012 ocurrió en La Boca lo que se conoció como ”El Bombonerazo” o ”El Cabildo Abierto”, aquella tarde en la que los hinchas pidieron por Riquelme, echaron a Falcioni y abrieron la puerta grande para el regreso del ”Virrey”.

73 días después, Carlos Bianchi era presentado por tercera vez en su carrera como entrenador de Boca luego de un pasado brillante con tres Copas Libertadores, dos Intercontinentales, cuatro títulos a nivel local, aquel recordado invicto de 40 partidos y los Guillermo, los Palermo, los Bermúdez, los Serna, los Córdoba, la gloria.
Aquella tarde del 19 de febrero de 2013, el DT soltó en su conferencia algunas frases que hoy toman relevancia:

• ”Firmé por tres años, pero sé que los resultados acá son exigencia pura, por haberlo vivido antes. Igualmente, vamos a trabajar para que el club esté entre los mejores de Argentina y América”

LEÉR MÁS  River se quedó con el primer superclásico del año frente a Boca en Mar del Plata

• ”Me pondré en contacto con Riquelme para ver si vuelve. ”Sé que es importante, es una pieza clave. Cuando él se pone la camiseta de Boca, juega para Boca”

• ”Creo que en los últimos dos años Boca fue protagonsita, llegó a la final de la Libertadores… Yo en 1998, pese a ser campeón, no pude jugar la Copa por no haber sumado los puntos. Hoy Boca lo puede hacer por los puntos que sumó el cuerpo técnico de Julio”

• ”En Boca viví cosas muy lindas, que son muy difíciles de volver a repetir. En el fútbol, uno termina perdiendo”

Mañana se cumplirá un año desde aquel día en el que Bianchi firmó por tres temporadas y su estadía atraviesa su momento más débil. Boca aparece hoy en el segundo puesto de la tabla de los promedios, sólo superado por Vélez, con lo cual la situación no parece crítica. Pero a plazo más corto que largo, cuando finalice el actual Torneo Final 2014, en mayo próximo, al club se le irá una de las campañas más importantes de su historia, que fueron los 76 puntos logrados en la 2011/12, con Julio Falcioni como entrenador, y por delante tendrá las que logró bajo la tutela del ”Virrey” que fueron 51 de la 12/13, 30 de la 13/14 y los que logre entre el actual campeonato y el próximo. Y aquí yace la prueba clave de un juicio en el que las palabras sobran y tal vez no dicen nada, pero en el que los números sentencian: si Boca no es campeón en este torneo o el siguiente, afrontará en el futuro más cercano problemas con su continuidad en Primera.

LEÉR MÁS  River se quedó con el primer superclásico del año frente a Boca en Mar del Plata

La situación es crítica. Boca tiene como ejemplo nada menos que a River y a Independiente para saber que cuando no se toman decisiones en los momentos indicados, la carrera contra el descenso es una empresa muy difícil para los grandes. Bianchi tiene méritos de sobra para ocupar el lugar que tiene, pero el club sabe que la historia no juega y que si los resultados no aparecen -el equipo empató en la primera fecha del torneo y perdió en la segunda- el ”Virrey” no llegará siquiera a junio próximo.

LEÉR MÁS  River se quedó con el primer superclásico del año frente a Boca en Mar del Plata

Los números de Carlos Bianchi en su tercera etapa como DT de Boca a nivel local:
Torneo Final 2013: 18° ganó 3 – empató 9 – perdió 7 (18 puntos de 57 disputados)
Torneo Inicial 2013: 7° ganó 8 – empató 5 – perdió 6 (29 puntos de 57 disputados)
Torneo Final 2014 (en disputa): 15° ganó 0 – empató 1 – perdió 1 (1 punto de seis disputados)
Playfutbol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here