La tarde del 26 de junio de 2011 quedará guardada en la memoria de los hinchas de River para siempre como el peor momento de su historia, pero también acompañará al árbitro del encuentro ante Belgrano, Sergio Pezzotta.

El referí tuvo una actuación cuestionada por la no sanción de un penal que Claudio ”Chiqui” Pérez –hoy en Boca- le cometió a Leandro Caruso a los 25 minutos del primer tiempo en el partido de vuelta de la Promoción.

LEÉR MÁS  Boca derrotó a Estudiantes y cierra el 2017 como único puntero

”Me equivoqué por estar en una mala ubicación, pero no soy el culpable del descenso, como titularon. Solo me equivoqué en una jugada”, dijo Sergio Pezzotta en declaraciones a Radio 9.

Luego de reconocer su error, el árbitro explicó que la gente se olvida de que son seres humanos, ”que colgamos la ropa negra y tenemos una vida, con familia y chicos”, agregó.

LEÉR MÁS  Mascherano cobraría en China el triple que en Barcelona

Por último dijo: ”Todos somos hinchas de algún equipo, dirigentes, árbitros, todos. Pero cuando uno entra a la cancha hace lo que corresponde porque es un trabajo. Más allá de todo, disfruto estar dentro del campo de juego y mientras lo haga y tenga ganas de entrenar, estaré”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here