TOKIO.- Ya no alcanza con redoblar esfuerzos, entrenarse, corregir aspectos técnicos. La realidad de los Jaguares exige un replanteo profundo de qué es lo busca en su primera incursión en el Super Rugby. Si es sólo experiencia, cualquier análisis pierde sentido. Si es aunque más no fuera construir una plataforma de juego que sea redituable para cuando estos mismos jugadores se pongan la camiseta argentina, habrá que trabajar en cuestiones que exceden la parte técnica y conciernen a cuestiones mentales.

A esta altura ya ni siquiera se trata de ganar o perder. La derrota 36-28 ante Sunwolves fue el punto más flojo en la infausta seguidilla de derrotas que el sábado llegó a siete. Porque si las anteriores fueron ante equipos poderosos, ésta fue ante un equipo vigoroso y atrevido, pero con flaquezas visibles.

Los errores que habían cometido los Jaguares en los siete partidos anteriores los repitieron todos juntos en 80 minutos. Falta de definición, carencia de actitud para defender, tackles errados, rucks lentos, exceso de infracciones que costaron puntos en contra (especialmente en el ruck y off-sides infantiles), irregularidad en las formaciones fijas en momentos clave, ineficacia para salir del fondo, precipitaciones que derivaron en errores de manejo. Son atributos que este grupo demostró tener en el pasado reciente.

A este equipo de Jaguares, entonces, lo que le está faltando es ese plus que se necesita para jugar al rugby, esa locura que los jugadores argentinos se jactan de tener para sobreponerse a contextos adversos.

El sábado, ese plus lo tuvieron los Sunwolves. Con un juego directo y atrevido, no exento de lujos pero tampoco de desorden, lograron poner de espaldas al equipo argentino y con el simple argumento de amagar ir por afuera y romper cerca de las formaciones o por el centro consiguieron quebrar una y otra vez la línea de ventaja, lo que obligó a los Jaguares a tener que retroceder constantemente.

LEÉR MÁS  Sampaoli arma la nueva lista: ¿Con el Kun y sin Higuaín?

Los Jaguares no supieron capitalizar las ventajas que ofrecieron los Sunwolves y cayeron fácilmente en el barullo que proponían, cuando la situación exigía calma y orden. Eso solo hubiera bastado para sacar adelante el partido. Lo peor es lo que se vio después de que Juan Martín Hernández adelantara a los argentinos con un penal a 12 minutos del final (28-26). A partir de allí, la iniciativa fue toda de los locales, que sellaron el triunfo con un penal de Tusi Pisi en la jugada subsiguiente y terminaron jugando en campo rival, al punto que con el tiempo cumplido anotaron el último de los tres tries.

Los Jaguares apoyaron cuatro y hasta en un momento, al inicio de la segunda mitad, conseguían el punto bonus (25-16). Pero todo empezó a cambiar en el minuto 16, cuando en una jugada directa de un scrum en 25 yardas Derek Carpenter entró por el centro de la defensa quebrando la débil resistencia de Joaquín Paz y empezó a dar vuelta las cosas. En el primer tiempo había sido Yasutaka Sasakura quien llegó al in-goal, esta vez tras varias fases y una mala lectura de Ramiro Moyano, que no llegó al tackle contra el touch.

La efectividad de los pateadores también fue factor: mientras los Sunwolves acertaron seis de siete con pelota detenida (además de errar dos drops), Hernández falló tres conversiones sobre seis intentos. Un mal día con el pie para el apertura, también a la hora de despejar.

LEÉR MÁS  Godoy Cruz sueña con la Libertadores

Lo único rescatable fueron un par de actuaciones individuales: soberbio Emiliano Boffelli en el juego aéreo, artífice por esa vía de dos tries, además de ser punzante con la pelota en las manos; meritorio lo de Facundo Isa ganando metros como ball-carrier y anotando un try de intercepción, virtud de una buena lectura del ataque rival, algo que estuvo ausente en casi todo el partido.

La conquista de Lucas González Amorosino, en una jugada que provino de un line-out en mitad de cancha, un maul que le dio un buen envión al ataque, una buena lectura de Hernández para jugar largo, un buen quiebre de Jerónimo de la Fuente y una buena definición del wing. Un método similar al del try de Boffelli. Parecía que amagar por adentro y jugar por afuera el camino, ya que Sunwolves salía a marcar muy de punta, pero las pocas veces que se intentó esa jugada se cometieron errores de manejo.

Termina así una gira tan extenuante como negativa, donde el equipo fue de mayor a menor, con el denominador común de la derrota. El cansancio no es una excusa: los Sunwolves venían de una gira idéntica, sin descanso. Similar a lo que les espera a los Jaguares el sábado en Vélez: tras llegar el martes a Buenos Aires, se medirán con Kings, otro rival en los papeles inferior. Para plasmar esa diferencia en la cancha, será necesario mejorar mucho más que aspectos técnicos.

La Síntesis

Sunwolves (36): Riaan Viljoen; Viliami Lolohea, Derek Carpenter, Harumichi Tatekawa y Mifiposeti Paea; Tusi Pisi y Atsushi Hiwasa; Andrew Durutalo, Ed Quirk y Yoshiya Hosoda; Liaki Moli y Hitoshi Ono; Shinnosuke Kakinaga, Shota Horie (c) y Masataka Mikami. Entrenador: Mark Hammett.Cambios: PT 1m, Yasutaka Sasakura por Lolohea; 35, Yu Tamura por Paea (temporario). ST 5m, Tamura por Pisi (temporario); 8, Kaito Shigeno por Hiwasa; 17, Fa’atiga Lemalu por Hosoda; 19, Takuma Asahara por Kakinaga; 31, Talyo Ando por Ono. Suplentes: Takeshi Kizu y Ziun Gu.

LEÉR MÁS  Martino candidato a dirigir la Selección de Chile

Jaguares (28): Joaquín Tuculet; Ramiro Moyano, Jerónimo de la Fuente, Santiago González Iglesias y Lucas González Amorosino; Juan Martín Hernández y Gonzalo Bertranou; Juan Manuel Leguizamón, Facundo Isa y Pablo Matera; Matías Alemanno y Guido Petti; Nahuel Tetaz Chaparro, Agustín Creevy (c) y Felipe Arregui.Entrenador: Raúl Pérez.Cambios: PT 1m, Emiliano Boffelli por Tuculet; 15, Matías Orlando por Boffelli (temporario). ST 6m, Joaquín Paz por González Iglesias; 15, Facundo Gigena por Arregui; 24, Felipe Ezcurra por Bertranou; 29, Rodrigo Báez por Leguizamón y Enrique Pieretto por Tetaz Chaparro; 37, Facundo Bosch por Creevy y Orlando por Moyano.

Tantos PT: 5 y 32 minutos, penales de Pisi (S); 7, try de Creevy (J); 10, try de González Amorosino (J); 20, gol de Pisi por try de Sasakura (S); 34, try de Boffelli (J); 40, penal de Hernández (J).

Tantos ST: 5m, penal de Viljoen (S); 7, gol de Hernández por try de Isa (J); 16 y 39, goles de Pisi por tries de Carpenter y Tatekawa (S); 26 y 31, penales de Pisi (S); 28, penal de Hernández (J).

Árbitro: Jamie Nutbrown (Nueva Zelanda).

Cancha: Prince Chichibu Memorial Stadium, Tokyo.

am/fc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here