El marcador no miente. La diferencia entre los dirigidos por Martino sobre el conjunto de Bianchi es esa: cuatro goles. Uno pelea por el título local y el otro está biena bajo en la tabla del mismo certamen.

Ambos entrenadores pusieron jugadores alternativos, pensando en e ldesafío del próximo miércoles por al Copa Libertadores. Pero a los rosarino, no les importó demasiado y se aprovecharon de un Boca muy débil.

LEÉR MÁS  Copa Sudamericana: Independiente busca un nuevo “maracanazo” en Brasil

El primero llegó de penal, tras una falta indiscutible de D´Angelo a Cruzado y el peruano fue quien tomó la responsabilidad y marcó la apertura del marcador. Pocos minutos después tuvo que salir lesionado.

Tras la expulsión de Magallán, Boca quedo ocmprometido. En el inicio de la segunda parte, seguía sin hacer pie el conjunto de la Ribera. En una ráfaga, primero Orzán y luego Tonso, estiraron la diferencia y sentenciaron el destino del juego.

LEÉR MÁS  Copa Sudamericana: Independiente busca un nuevo “maracanazo” en Brasil

Como toque final, Maxi Urruti pudo concretar una de las tantas chances a lo largo del partido y le puso la frutilla al postre de la ”lepra”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here