La polaca Anna Rogowska ganó el oro de pértiga, en el Mundial de atletismo de Berlín, delante de la estadounidense Chelsea Johnson y la también polaca Monika Pyrek, segunda en igualdad, en una prueba que sorprendió a todos pues la rusa Elena Isinbayeva perdió su título.

La polaca se coronó, inesperadamente, con un salto de 4,75 metros. Sus compañeras de podio hicieron un mejor salto de 4,65m.

La alemana Silke Spiegelburg también logró cruzar la barrera de los 4,65m, pero quedó al pie del podio por haberlo hecho en un salto más tarde.

Por su parte, la garrochista brasileña Fabiana Murer cerró una buena actuación, celebrando un quinto puesto con un salto de 4,55 metros, por delante de la británica Kate Dennison, que también saltó esa misma marca, pero en un brinco posterior.

La reina rusa Isinbayeba, gran favorita y dueña del récord mundial de la disciplina, perdió su título con tres saltos nulos, en la tercera jornada del Mundial.

La doble campeona olímpica y bicampeona mundial, con la plusmarca sorprendente de 5,05 m, en su récord mundial número 26, fracasó en su intento de 4,75 m, y luego dos veces en una barrera a 4,80 m, este lunes.

La prueba en principio parecía una formalidad para Isinbayeva, que encima no contaba con la competencia de la estadounidense Jennifer Stuczynski, su principal rival.

De todos modos, una derrota a fines de julio en Londres, contra esta misma rival, la primera desde febrero de 2008, había puesto en alerta a la zarina rusa, que este lunes tuvo que comprender que aquel desliz en Cristal Palace no había sido simplemente un aviso de la nueva campeona mundial.

Hasta ahora, el mayor logro de Rogowska era una medalla de bronce en los Juegos de Atenas-2004.

De esta forma, la polaca pone fin a un dominio absoluto de Isinbayeva en la disciplina, tras ganar los últimos cuatro títulos en grandes citas. Foto: web

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here