Falta poco y el país organizar ya empieza a ultimar detalles. Luego del Mineirao yCastelao, ahora le llegó el turno a Fonte Nova, ubicado en Salvador, la capital del Estado de Bahía. La cancha había sido clausurada en 2007 y luego demolida. La presidente Dilma Rousseff, con un simbólico puntapié inicial, lo inauguró. También será usado para la Copa Confederaciones.

LEÉR MÁS  Uruguay y Rusia se enfrentan solo para saber quién se quedará con el grupo A

Si bien en un momento se desconfiaba de que todas las obras fueran a estar en tiempo y forma, Brasil comenzó a responderles con hechos. Tras las inauguraciones delMineirado y Castelao, ahora le tocó el turno a Fonte Nova, un estadio que está en Salvador y tiene una capacidad para 60 mil espectadores.

Luego de ser clausurado en 2007 y tras ser demolido, la presidenta Dilma Rousseff tuvo el gusto de dar un puntapié inicial, colocó una plaqueta y le agradeció al pueblo bahiano. ”Brasil está demostrando que hará un gran trabajo con la organización de la Copa del Mundo, la Copa Confederaciones y los Juegos Olímpicos”, agregó la mandataria.

LEÉR MÁS  El 'Tata' Martino habló de la Selección y pidió cambios para el futuro

El domingo tendrá su primer partido oficial al albergar una nueva edición del clásico estadual entre Bahía y Vitória.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here