Almeyda recibió ayer un acta contravencional por parte de la Policía Federal por su airada reacción tras ser expulsado en el superclásico ante Boca Juniors, empujando a dos efectivos que intentaban protegerlo con sus escudos camino al túnel.

El volante de River fue expulsado junto con el defensor de Boca Clemente Rodríguez luego de que ambos se agredieran verbalmente y provocaran un tumulto y, camino a la manga de salida, empujó a dos policías que intentaban escoltarlo.

Además, se besó repetidamente la camiseta ante la tribuna de Boca Juniors e insultó a los hinchas locales, un hecho que puede ser considerado, según el Código Contravencional, en ”incitación a la violencia” (art.98), según señaló el fiscal a radio La Red.

El funcionario señaló la responsabilidad de Almeyda, por calificarlo como ”un sujeto principal del espectáculo” al que se lo vio ”alterado”.

Por su parte, el arquero riverplatense, Juan Pablo Carrizo, también estaría incurso en la figura de ”promoción al desorden” , por haberle pegado una cachetada a una persona ubicada detrás de su arco que se negaba a entregarle una pelota para reanudar el juego en un saque de meta.

El fiscal López dijo también que ”habrá que ver qué función cumplía esa persona detrás del arco, aunque, aparentemente, no se trataría de un alcanzapelotas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here