El delantero uruguayo de River Plate Rodrigo Mora, afectado por una inflamación en la rodilla izquierda, está en duda para jugar el jueves desde las 22 ante Cruzeiro, de Brasil, en el estadio Monumental de Núñez, en el partido de ida por los cuartos de final de la Copa Libertadores de América de fútbol.

La lesión de Mora, de 27 años, es un nuevo problema para el director técnico Marcelo Gallardo, que no contará con Sebastián Driussi, ya que debe cumplir una semana de reposo tras recuperarse de un síndrome meníngeo viral.

La buena noticia es que el delantero colombiano Teófilo Gutiérrez, quien ya recibió el alta médica y cumplió la fecha de suspensión por su expulsión ante Boca, en la ida de los octavos de final, se entrenó a la par de sus compañeros -a diferencia de Mora- en la práctica que cumplió el plantel ‘millonario’ en el predio de Ezeiza, a puertas cerradas.

LEÉR MÁS  Independiente campeón de la Sudamericana

También se entrenaron con normalidad Leonel Vangioni, Matí¬as Kranevitter, Leonardo Ponzio y Ramiro Funes Mori, ya recuperados de la queratitis química y las abrasiones de córnea producto del líquido que les arrojaron durante el entretiempo del escandoloso partido frente a Boca, por la vuelta de los octavos de final, en La Bombonera, tras cumplir 72 horas de reposo.

Driussi, quien esta mañana fue visitado por Gallardo, recibió el alta médica, pero deberá cumplir una semana de recuperación en su casa antes de regresar a la actividad deportiva.

LEÉR MÁS  “Decepción”: la prensa brasileña destrozó al Flamengo

El jugador, que se perderá el partido del jueves ante Cruzeiro y también el del próximo domingo frente a Tigre, por la decimotercera fecha del torneo de fútbol de Primera División, tiene chances de jugar la revancha ante el equipo brasileño del miércoles 27, en Belo Horizonte.

Driussi, otro de los afectados por la agresión en el partido de vuelta contra Boca, fue internado el sábado en el Sanatorio Los Arcos, por fuertes dolores de cabeza.

El futbolista, de 19 años, comenzó con dolores constantes de cabeza y, en un principio, se pensó que era por la agresión recibida el jueves pasado, pero como las molestias seguían pese a los analgésicos que tomaba se decidió internarlo para hacerle chequeos.
En principio se le hicieron estudios de sangre y una tomografí¬a, aunque luego fue sometido a una punción para descartar una meningitis viral y considerar que sólo fuera una enfermedad leve, sin relación con los hechos ocurridos en La Boca.

LEÉR MÁS  “Adiós, Mascherano”: el jugador argentino no jugará más en el Barcelona

Ahora, Driussi se pondrá en manos del cuerpo médico riverplatense, que será el encargado de decidir cuándo volverá a entrenar y si podrá jugar los cuartos de final de la Libertadores y el Mundial Sub 20 (del 30 de este mes al 20 de junio en Nueva Zelanda).
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here