Messi no pudo anotar ante el Celta y se quedó sin romper el récord de goles

La malaria parece no cortarse en Cataluña y Lionel Messi no logra escapar de ella. Luego de la derrota en el ‘derby’, el Barcelona recibió al Celta de Vigo del argentino Eduardo Berizzo con la esperanza de remontar su terreno y que la ”Pulga” pueda vencer el récord que ostenta Telmo Zarra de máximo goleador histórico de la Liga con 251 anotaciones.

Pero los de Luis Enrique tuvieron una noche para el olvido: erraron muchas ocasiones y el rival aprovechó las pocas que tuvo. Fue el ex Huracán Joaquín Larrivey el encargado de amargar a la ”Pulga”, Javier Mascherano –fue titular como marcador central– y compañía, tras empujar a la red un pase de taco de Nolito. Ese tanto le alcanzó al combinado de Vigo, que también contó con el zaguero Gustavo Cabral, para llevarse el 1-0 y ubicarse a cinco unidades de la cima.

¿Messi? Fue quien más oportunidades de gol tuvo en el partido, pero nuevamente el destino quiso que el récord le siga siendo esquivo. El arquero Sergio Álvarez sacó un buen remate, Jonny le quitó el balón en la línea y el travesaño, tras un remate de tiro libre, se convirtieron en la barrera de la ”Pulga”, que otra vez se quedó con el histórico grito en la garganta.

Para colmo, ante este resultado, el Barcelona abandonó la condición de líder absoluto del torneo y quedó en la tercera colocación, a dos del Real Madrid, nuevo dueño de la cima, y a uno del Atlético Madrid, quien venció al Córdoba y se metió en la discusión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here