El dos veces ganador del rally transitaba a 4.200 metros de altura sobre el nivel del mar, cuando su Yamaha Raptor 700 perdió potencia en una curva y al no poder dominarlo decidió tirarse hacia un costado.

Su cuatriciclo siguió de largo y cayó unos 600 metros abajo, sin que el piloto sufriera consecuencias.

“Falló la inyección del cuatri, hay algo malo ahí. Mientras subía empecé a perder potencia hasta llegar a los más alto, cuando empiezo a irme para atrás”, recordó amargado.

LEÉR MÁS  Nuevo caso de violencia de género sacude al mundo del fútbol

El campeón no pudo hacer nada y se bajó con el cuatri en marcha. Lo vio caer, destrozarse 600 metros más abajo.

“Voló para todos lados. Me dolió muchísimo verlo así”, y reveló que en soledad le dio mucho miedo pensar cuánto tiempo podría quedarse allí, en el medio de la nada.

LEÉR MÁS  Copa Argentina: Gimnasia se mide con Juventud de San Luis

Marcos se quedó a un costado del camino, en la más extrema soledad. No se escuchaba ni un sonido y lo único que veía era a su cuatriciclo yacer barranca abajo.

El piloto de Las Flores había terminado segundo la primera etapa entre Rosario y San Luis y primero en la segunda que unió San Luis con San Rafael.

LEÉR MÁS  Celiz sería el primer refuerzo de Independiente Rivadavia

Ganador del Dakar en 2010 y 2013, Patronelli tenía dos segundos puestos en 2012 y 2009 y un abandono en la cuarta etapa de 2011, cuando convaleciente de una fractura de tobillo, también se desbarrancó con su cuatri y decidió que debía dejar la competencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here