En una entrevista exclusiva con Infonews, el deportista argentino se explayó en una serie de temas. La pelea que libró Sergio Gabriel ”Maravilla” Martínez el 15 de septiembre pasado ante Julio César Chávez Junior le valió la recuperación del campeonato mundial del Peso Medio del Consejo Mundial de Boxeo y algo más importante aún: el ingreso inmediato a la galería de ídolos de la talla de Carlos Monzón, Diego Maradona y Lionel Messi. Con un corazón enorme y una humildad a prueba de balas, el tipo que cayó en el último round pero se levantó para seguir peleando se metió a todos los argentinos en el bolsillo.

Es que el fajador nacido hace 38 años en Quilmes logró, de manera casi meteórica, dar a conocer su difícil historia de vida personal y deportiva, ganar el corazón de todo un país con un rally mediático (hasta bailó en el programa de Marcelo Tinelli) y, acaso lo más trascendental, devolverle al boxeo un lugar de privilegio tanto en la afición local como en los medios, fiebre que no se vivía desde hace décadas. Ahora, la noticia es su primera defensa del título: la pelea está pactada para el 27 de abril, en el estadio de Vélez Sarsfield, en un evento multitudinario, y el retador será el inglés Martin Murray.

Maravilla atiende el teléfono desde Madrid, ciudad en la que actualmente reside y donde tiene su gimnasio y, a pesar de sonar agotado, el actual campeón mundial de Peso Mediano mantiene la chispa intacta. ”Cuando estoy cansado me sale voz de hombre”, justifica con una humorada su tono de luchador exhausto. Es que allí en España ya son más de las 21, y el púgil acabó con otra jornada de preparación, que suele comprender entre seis y ocho horas diarias.
”Estoy entrando en la etapa en donde el entrenamiento se pone bastante duro, y la verdad es que por suerte estoy respondiendo bien; más allá del problemita que tengo en la rodilla, el cuerpo y la cabeza están muy bien. De motivación estoy al máximo, y eso es fundamental”, tranquiliza el campeón tras terminar otro arduo día de entrenamientos. Porque si lo que hizo contra Chávez Junior fue algo épico, subir a la cima, este abril llega lo verdaderamente difícil: mantenerse, demostrar que ése lugar le pertenece, que fue hecho para él.

INFOnews: Tras la operación que atravesaste en noviembre pasado, ¿Cómo evoluciona la rodilla sometida a entrenamientos tan intensos?
Maravilla Martínez: Está molestando, duele. No se encuentra del todo bien todavía, pero es algo lógico. Después de cada jornada de entrenamiento, recibo kinesiología. Dos veces al día veo a la doctora, y eso me tranquiliza mucho. Es vital para mí poder tenerla cerca a ella todos los días.

Hace once años que Martínez no pelea en su país. En aquella oportunidad, venció por decisión unánime a su compatriota Francisco Mora. Luego de ese duelo, con 26 años y el país y su futuro deportivo en llamas, partió para España en busca de rehacer su carrera. El resto de la historia es conocida: el fajador peleó, arriba del ring y debajo de él. Peleó duro, se mató de hambre, incluso debió tener cinco trabajos a la vez para subsistir, pero no abandonó su sueño y siguió entrenando. Las oportunidades fueron llegando de a poco, y el quilmeño nos las desaprovechó.

IN: Tu última pelea en Argentina fue en 2002. Más allá de lo estrictamente deportivo, ¿Cómo vivís el hecho de este regreso con tanta gloria?

MM: Estoy muy contento, muy feliz. Más allá de lo que voy a recibir del público, que es inmenso y se da en un marco impresionante, creo que la gente lo va a vivir con mucha alegría, y eso para mí es lo bonito, que el público pueda disfrutarlo a lo grande.

IN: Hay una verdadera fiebre por la pelea; las entradas están agotadas.
MM: Sí, algo de eso escuché. Si bien intento mantenerme al margen de ese tipo de cosas y concentrarme sólo en la preparación de la pelea, se me hace muy difícil porque constantemente estoy recibiendo llamados de Argentina que me ponen al día muy rápido. Todo lo que sucede es muy bonito.

En su esperado regreso, el retador del argentino será Martin Murray, un grandote de 30 años nacido en el Reino Unido, flamante campeón interino de la AMB, que además está invicto. A priori, es el local quien corre con cierta ventaja, y aunque durante la conferencia de prensa pasada prometió noquearlo antes del octavo round, él no se descuida: ”Lo más duro que voy a tener que

superar es su motivación, eso me va a dar bastante trabajo”.

IN: ¿Qué viste de Murray?

MM: Por lo que pude observar es bastante fuerte físicamente hablando; trabaja de manera estática, no tiene demasiado traslado con las piernas, y apuesta más a su mano derecha que a su izquierda. Tiene cositas muy interesantes, además de que sabe que esta es su gran oportunidad.

IN: ¿Seguís con el plan de trabajar poco con sparring?

MM: Sí, comienzo unas semanas antes de la pelea, practicando con sparring tres veces por semana. En total, haré entre 54 y 56 asaltos, que es relativamente poco al lado de lo que otros boxeadores suelen hacer.

IN: Hoy en día, sos el deportista más popular del país después de Lionel Messi, ¿Cómo te llevás con esto? ¿Se convierte en una presión extra?

MM: Esto es increíble. Realmente no me genera presión, probablemente porque vivo fuera de Argentina, pero es muy bonito, es muy bueno el reconocimiento que tengo, muy positivo.

IN: Contaste muchas veces que sabías que ibas a ser campeón del mundo. ¿Soñabas también con tanto reconocimiento?

MM: Soñaba con un reconocimiento así, ser grande, pero la verdad es que esto ya se me fue de las manos. Soñaba con ser campeón del mundo, pero nunca imaginé que pudiera llegar tan lejos.

Maravilla tiene pactados por contrato tres pleitos: dos para 2013 y uno para 2014. Pero él prefiere concentrarse en el día a día, es decir, en el inglés. ”Primero buscaré superar a Murray y luego veré cómo responde la rodilla. A partir de ahí, veré si puedo seguir al cien por ciento. Hoy sólo me concentro en este combate”.

IN: Hace algunas semanas trascendió que Saúl ”Canelo” Álvarez (mexicano, campeón mundial Superwélter de la WBC) estaría dispuesto a enfrentarte.

MM: Leí algo en Internet, pero no hay nada firme, no se habló nada, menos teniendo a Murray encima, sólo me concentro en esta pelea. Probablemente el equipo de Canelo y yo nos pongamos de acuerdo enseguida, pero el verdadero problema son nuestras patrocinadoras. Yo trabajo para HBO y Canelo para otra compañía, y allí está el asunto. Si eso se soluciona, no veo problemas en hacer el combate.
IN: Aseguraste continuar mientras el físico responda. ¿Ya tenés pensado qué hacer cuando bajes definitivamente del ring?
MM: Por suerte tengo muchos planes. Seguiré con mi promotora de boxeo (Maravilla Box), y tengo muchas propuestas de trabajo sobre las que todavía no puedo adelantar nada, pero que son muy bonitas. Además seguiré escribiendo, me meteré un poco más en el stand up. Quiero seguir disfrutando mientras trabajo.

Los de atrás vienen conmigo. Maravilla habla con su entrenador, Pablo Sarmiento.
IN: ¿Recibiste propuestas concretas de algún medio argentino?
MM: Sí, claro, tuve varias ofertas de Argentina, y si bien hoy en día estoy enfocado sólo en el boxeo, cuando me retire las analizaré. No voy a descartar nada.

IN: Tras el retiro, ¿la vida sigue en España o pegás la vuelta al país?

MM: Aún no lo tengo decidido, sabes. Lo cierto es que estoy muy bien aquí en Madrid, pero últimamente, al tener tanto contacto con Argentina, extraño cada vez más, se echa mucho de menos. Se hace difícil de llevar el desarraigo ahora que tengo tanto contacto con mi país.

Lo concreto es que el fajador regresará a la Argentina a fines de abril para pelear de nuevo en su tierra, nada menos que en el José Amalfitani, ante 40 mil personas. Ese sábado, el público local volverá a vibrar con una velada de box a lo grande, como las que otrora solía atestiguar el mítico Luna Park.

Mientras tanto, Maravilla, que a fines del año pasado le entregó una distinción a Muhamad Ali, elegido como mejor boxeador de la historia, no se marea y espera su momento para entrar en acción, atento y firme como siempre. Otro día de trabajo duro termina, el púgil sólo piensa en descansar y, claro, en la pelea del 27. ”Muchísimas gracias por llamar, campeón, cuidate mucho. Nos vemos pronto en Argentina”, cierra la conversación el simple pero inmenso boxeador, acaso con la humildad que sólo puede darse el lujo de tener un campeón del deporte pero sobre todo de la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here