Según Mendoza Gol, el Cipo arrancó endulzado y aprovechó en todo momento la desorientación de los defensores de Maipú. De esta manera, sorpresivamente, el local consiguió los dos goles iniciales de forma consecutiva. El primero fue a los 18, luego de que Alegría atravesara tres cuartos de cancha con la pelota atada al pie, y luego sentenciara a Bonacci.

El segundo tanto fue un minuto más tarde cuando, desde mitad de cancha y mediante una jugada entre Solis y Alegria, Matías Urbano golpeó el tablero. El Cruzado no pudo despertarse durante la primera etapa, apenas llegó un par de veces con la ayuda de Gamba pero aún así no logró lastimar el arco de Ferreyra.

Durante los 45 restantes, Maipú salió al campo de juego intentando cambiar la mentalidad pero la defensa no lo ayudaba. El equipo de Sperdutti quedaba descubierto en el fondo en cada arremetida en ataque. Cuando transcurrían los 16 del complemento, Weisser le dio el tercer tanto de la tarde, luego de recibir una clara pelota desde el sector izquierdo.

A cinco minutos del final, el árbitro Ejarque decretó la pena máxima a favor del Cipo y expulsó, por roja, directa a Benítez en el Cruzado. El encargado en convertir el cuarto gol de la victoria del local fue Weisser. Gamba tuvo la posibilidad de descontar minutos después pero Ferreyra le contuvo el pelotazo. Cuando se cumplieron los minutos de recupero, el jugador ingresado en el ST, Gabriel Chironi convirtió el quinto y último gol del Cipo que le dio la victoria final a los dirigidos por Perilli.

El Depor dejó pasar la chance de acercarse al puntero Santamarina y no logró vulnerar el arco de Pereyra en todo el encuentro. Ahora deberá mentalizarse en el próximo encuentro y tratar de arreglar los problemas graves que está teniendo en defensa. Cipolletti se afianza en condición de local. Con juego de lujo y la participación de casi todos sus jugadores consiguió una victoria importantísima para arrimarse a los puestos de arriba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here