El mendocino Lucio Álvarez junto a Roberto Patti, con la Toyota Hilux Nº 313 del Equipo Oficial Toyota (Over Drive), debieron abandonar en la segunda etapa del Rally Dakar Argentina-Bolivia-Chile 2015, por problemas en la planta impulsora de su camioneta.

En el transcurso de hoy, realizaron el muy buenos tiempos en los referenciales de paso WP1 (7º), WP2 (11º), WP3 (10º), WP4 (9º), WP5 (6º), WP6 (8º), para luego abandonar antes del WP7, habiendo cumplido 150 kilómetros del especial de hoy que tenía 518 km.

”Una verdadera pena cuando veníamos a un gran ritmo y recuperando parte del terreno perdido ayer, pero una falla en el motor de nuestra Toyota nos impidió continuar”, comentó Álvarez.

”Arrancamos con una etapa difícil, larga, a un ritmo muy bueno y nos metimos rápidamente entre los tiempos de adelante, pero antes de traspasar por el WP7 sufrimos este inconveniente. Ahora trasladaremos la camioneta al vivac de San Juan y evaluaremos que daño sufrió y si se puede reparar.

”Así es el Dakar. Todos los días es un nuevo desafío. Así son las carreras y los fierros”,sostuvo apesadumbrado el piloto mendocino.

Sitio Andino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here