De acuerdo a lo que consigna Infobae, la velada tuvo como escenario el Boardwalk Hall de Atlantic City, Nueva Jersey, donde en la pelea estelar el campeón welter de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), el estadounidense Devon Alexander, retuvo la corona al vencer por nocaut técnico en el séptimo asalto al inglés Lee Purdy.

El desenlace del pleito se produjo a los 2 minutos y 14 segundos del tercer capítulo, cuando tras propinarle Matthysse (63,500 kilos) dos caídas a Peterson (63,900) el árbitro Steve Smoger frenó las acciones y dictaminó el nocaut técnico a favor del púgil argentino.

Matthysse revalidó su condición de boxeador contundente al tener por la lona en tres ocasiones a su rival, en menos de nueve minutos de combate.

En el segundo asalto, el noqueador de Trelew derribó al púgil oriundo de Washington con una derecha voleada que se estrelló en la frente y, tras retroceder por la violencia del impacto, quedó entre las cuerdas. En ese momento el norteamericano escuchó la cuenta de protección y siguió combatiendo, pero bastante sentido.

Los golpes de Matthysse fueron haciendo daño sobre el estadounidense, que en el tercer capítulo visitó otra vez el tapiz y nuevamente el árbitro le realizó la cuenta protectora.
Pero de inmediato el chubutense se fue sobre su rival y con otra combinación de golpes derribó a Peterson, quien muy sentido y resignado vio cómo Smoger se apiadaba de él y detenía el combate.

”Soy el mejor de las 140 libras (63 kilos y medio, categoría superligero). Quiero pelear con Danny García -campeón del CMB-, y estoy seguro que la empresa Golden Boy (de Oscar De La Hoya) me conseguirá la pelea”, tiró Matthysse con alegría mientras se abrazaba con su técnio Luis ”Cuty” Barrera y todo su equipo.

”Me abrieron la cabeza las peleas que me dieron por perdidas ante Zab Judah y Devon Alexander -fueron fallos localistas-, y me fueron útiles para darme cuenta que hay que estar muy bien preparado”, reconoció Matthysse, al recordar las únicas dos derrotas que tiene en su carrera.

”En el segundo round me di cuenta que mis manos le dolían a Peterson. Por eso intensifiqué mi accionar, y me di cuenta que le ganaba antes del límite. Me preparé a conciencia durante más de dos meses”, contó el púgil de Chubut que recordó con emoción a su hija, a quien le dedicó el triunfo.

Por su parte, Peterson elogió el triunfo legítimo del argentino. ”Reconozco que fue el mejor boxeador que enfrenté en mi carrera. Me ganó bien a pesar que me pegó detrás de la cabeza, y quedé un poco aturdido”, explicó el titular superligero de la Asociación Mundial (AMB). Con este éxito Matthysse elevó su récord a 34 peleas ganadas (32 antes del límite) y dos reveses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here