Clippers, que se impusieron en la llave por un apretado 4-3, serán los próximos rivales de Houston Rockets, el equipo que tiene en sus filas a Pablo Prigioni y que no tuvo mayores inconvenientes para dejar en el camino a Dallas Mavericks por 4-1. La serie comenzará el lunes en Houston.

Aun lesionado, el base Chris Paul anotó 27 puntos (inclusive el doble ganador a falta de un segundo) y entregó seis asistencias en el quinteto de Los Angeles.

En Spurs se destacó el experimentado ala pivote Tim Duncan (39 años), responsable de 27 tantos y 11 rebotes.

El bahiense Ginóbili, con 37 años, pudo haber jugado anoche, quizás, su último encuentro con la franquicia texana (su vínculo concluye el próximo 30 de junio). El escolta número 20 encestó 8 tantos (0-1 en dobles, 2-4 en triples, 2-3 en libres), entregó 7 asistencias, tomó 2 rebotes y diseñó un recupero en los 18m. que estuvo en cancha. Pero no fue de la partida en el cierre del espectáculo.

LEÉR MÁS  Independiente campeón de la Sudamericana

La serie será recordada por años y el propio Paul declaró, a la finalización del juego, que ”es una verguenza que San Antonio quede eliminado tan rápido en la NBA”.

Comenzaron mejor los Spurs en un partido donde las defensas no estuvieron férreas.

En Clippers solamente Blake Griffin se mostraba activo por lo que el DT Doc Rivers, prematuramente pidió su primer tiempo muerto con el juego 13-6 para San Antonio.

Los ingresos de Ginóbili y Boris Diaw no beneficiaron al visitante que perdió la ventaja y quedó atrás en el tanteador. Poco antes de finalizado el primer capítulo, se retiró a los vestuarios el base Paul, con una distensión. El segmento favoreció a Spurs por 30-28.

El partido siguió ‘palo y palo’. No se sacaban diferencias y tanto Griffin como Duncan marcaban los caminos de sus equipos.

LEÉR MÁS  “Decepción”: la prensa brasileña destrozó al Flamengo

Sin embargo el interno de Clippers debió sentarse con tres faltas. Sobre el final del cuarto, dos pérdidas consecutivas de Parker fueron aprovechadas por Clippers para irse al descanso largo arriba por 57-55.

En el segundo tiempo dio la sensación de que Chris Paul jamás se hubiera lesionado y a su ritmo, los Clippers empezaron a
sacar ventaja.

Solamente Duncan mantenía en juego a su equipo, que extrañaba mejores momentos de Parker, Leonard, Mills y Ginóbli.

A falta de seis minutos, el DT Gregg Popovich pidió tiempo muerto con su equipo abajo 64-68. Y con algunos errores de Clippers, más la lesión de Paul que volvió a la banca, la marca de Green y los arrestos individuales de Parker, San Antonio empató en 72.

Cuando se cerraba el cuarto, dos libres de Ginóbili adelantaron a su equipo 78-76 pero sobre la chicharra, otra vez Paul, en una pierna, clavó flor de bombazo con tablero para cerrar el tercer capítulo arriba por 79-78.

LEÉR MÁS  “Adiós, Mascherano”: el jugador argentino no jugará más en el Barcelona

El último parcial fue digno de un séptimo juego de play off. Nunca se sacaron más de cinco de ventaja. La serie estaba abierta y en los texanos, Ginóbili estaba jugando su mejor partido de los siete, jugando y haciendo jugar.

Un momento clave fue cuando Spurs se puso al frente por 105-102 luego de ganar tres rebotes ofensivos consecutivos, pero Barnes empató con triple.

El minuto final fue para el infarto. A falta de 13 segundos hubo infracción a Duncan, con el encuentro 109-107 a favor de los locales. El ala pivote facturó por duplicado y equilibró la historia.

Estaban empatados y quedaban 8 segundos. A la reanudación, Paul metió un doble con tablero terrible a falta de un segundo. No hubo tiempo para más y ganaron los Clippers por 111-109.
Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here