Los hinchas marcharán por la paz y medirán fuerzas con la barra

A poco de asumir la presidencia de Independiente, Javier Cantero ya había dado aviso que no sería cómplice de la existencia de la barra en el club. Tanto que el ”líder” de los violentos había presentado una pública renuncia al manejo del grupo delictivo, que el titular del ”Rojo” se negó a aceptar, alegando que no tenía ningún cargo como para romper un vínculo. Lo cierto es que el ”cabecilla” de los violentos lejos estuvo de dar un paso al costado y siguió con sus hábitos extorsivos, como en la época de Comparada.

Luego de cortar el flujo de entradas gratis, micros y dinero en efectivo, en la última semana se produjo un hecho que fue el detonante. El máximo dirigente del ”Rojo” les impidió a los barras que continuaran guardando las banderas en el club. Esto hizo estallar de la bronca a los violentos, que a partir de allí le declararon la guerra a Cantero. Fue entonces que en el choque ante Banfield, la barra abandonó el lugar que suele ocupar en la tribuna y colgó banderas reclamando la renuncia de Raffaele Rutigliano, el gerente de administración y finanzas del club.

LEÉR MÁS  Tapia sigue estirando la elección del próximo DT

No conformes con eso, el último jueves alrededor de 30 violentos ingresaron por la fuerza al despacho del dirigente reclamándole la devolución de las banderas, el alejamiento de Rutigliano (alegando que ”gana mucho dinero”), que les vuelvan a dar entradas y micros para los traslados, entre otras exigencias.

Este suceso terminó de convulsionar a Independiente y enseguida una enorme cantidad de simpatizantes, no sólo del ”Rojo” sino del fútbol en general, comenzaron a brindarle su respaldo a Cantero en su lucha por erradicar a los violentos. Así como también el dirigente manifestó tener el apoyo de la AFA y el COPROSEDE.

Tras esto y luego de que se les aplicara derecho de admisión a los tres ”cabecillas” de la barra de cara al último choque ante Arsenal (encuentro en el que igual ocasionaron disturbios desde las adyacencias del estadio, tirándole piedras a hinchas propios y ajenos mientras se disputaba el encuentro), los simpatizantes convocaron una marcha en la Sede de Avenida Mitre 740 para el viernes 11 a las 19 horas, con la intención de brindarle una nueva muestra de respaldo al presidente. Allí, los hinchas de verdad invitan a simpatizantes de todos los clubes que estén dispuestos a apoyar el desarme de las barras del fútbol argentino. Cabe destacar que habría presencia de la Gendarmería para proteger a la gente pacífica.

LEÉR MÁS  River y Marcelo Gallardo, otra vez, entre los mejores del mundo

Pero curiosamente, el líder de los violentos también anunció que el mismo día y en el mismo lugar se presentarán a reclamar por la devolución de las banderas y avisaron que en caso de no recibir una respuesta positiva, harán una nueva protesta durante el próximo partido del equipo, que será en condición de local ante All Boys.

Un nuevo capítulo parece que se escribirá entonces este viernes en esta dura y valedera lucha por terminar de una vez por todas con la violencia en las canchas y que las familias puedan retornar pacíficamente a ver a sus equipos, sin tener que pensar si podrán regresar o no sanos y salvos a sus hogares.

Playfutbol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here