Las Leonas aplastaron 7-2 a China y se enfrentarán a Holanda en semifinales

Y de pronto se armó una celebración del hockey , una fiesta dentro y fuera de la cancha en la apacible noche mendocina. El juego y los goles brotaron como nunca antes en el certamen, a la par de una gigantesca ilusión.

Sucede que cada cita de la FIH desafía a las Leonas a ratificar lo construido desde hace muchos años, cuando el fenómeno del hockey femenino recién explotaba en nuestro país. No hay que motivarlas ni recordarles el reto que les toca: ellas mismas persiguen la gloria de generación en generación, sin importar la dificultad. Y la apuesta sube siempre un poco más.

La goleada de anoche ante China por 7-2 implicó el avance a las semifinales del Champions Trophy y una reválida de pergaminos: desde el Mundial de Utrecht en 1998, este emblemático seleccionado no baja del cuarto puesto, un privilegio compartido solo con Holanda, la máxima potencia. Justamente las naranjas serán mañana las rivales en busca de la definición, después de la victoria sobre Alemania por 1 a 0 en un cruce de cuartos de final condicionado por el calor.

Fue un show de goles que no dio respiros, porque después de los dos primeros cuartos la Argentina ya estaba 5-1, con las conquistas de Carla Rebecchi (2 de córner corto), Noel Barrionuevo -también de córner-, Pilar Romang y Luciana Aymar .

La convicción, el empuje, la concentración y sobre todo el renovado espíritu de las chicas no dieron resquicio para que China, el peor conjunto del torneo, encontrara algún tipo de recuperación. A partir del tercer cuarto hubo una leve caída en el rendimiento, sobre todo porque prevaleció una mayor administración de energías para lo que viene.

LEÉR MÁS  Boca no tiene plan b

Igual, alcanzó para otro grito de Rebecchi, el tercero de su cuenta, y una gran asistencia de Aymar para facilitar el remate de Noel Barrionuevo. El encuentro estaba definido casi desde el vamos; esa sólida performance en los primeros 30 minutos dio la plataforma para poner énfasis en el control. Es cierto, también, que deben corregirse desajustes en la defensas de los córners.

Más que nunca permanece vigente el sueño de defender el título del Champions Trophy de Rosario 2012 y así cerrar un año largo, pleno de obstáculos, que incluyó aquel tercer puesto de sentimientos contrapuestos en el Mundial de La Haya. Ese es el objetivo de las 18 jugadoras, de las grandes, las medianas y las más jóvenes.

Pero si se focaliza la mirada en Luciana Aymar, el corazón bombea mucho más fuerte: es el deseo de la mejor jugadora de la historia de despedirse del deporte que ama en forma idílica. Lucha está a dos partidos de obtener un oro que sería el broche perfecto para 17 años de carrera con la celeste y blanca.

Anoche dejó la cancha y disfrutó de un emotivo encuentro con sus padres, Nilda y René, que la abrazaron y charlaron con ella. Sabe perfectamente que esta historia no terminó y que su autoexigencia ilimitada la llamará mañana para una nueva función, la penúltima, justamente ante el mejor seleccionado de mujeres del planeta.

LEÉR MÁS  Polémico despido del técnico de Gutiérrez

El triunfo de anoche ante China, que había culminado último en el Grupo A, es también un trampolín importante para el DT Santiago Capurro , que había asumido en las Leonas a mediados de año desde un perfil muy bajo y con cierta resistencia. El ex asistente de Retegui llegó al banco principal con una propuesta diferente para las chicas, necesitadas de otra atmósfera de vestuario, de una voz que guiara hacia el éxito por un camino diferente.

Pero claro: todo entrenador de hockey se diploma si encuentra la llave para domar al gran verdugo, Holanda. En estas horas, el ex delantero de Ciudad de Buenos Aires y el seleccionado ya visualiza el gran duelo, pizarrón en mano.

Y esos trazos delinearán la ingeniería para una victoria soñada, que significaría el envión definitivo para llegar a lo más alto del podio. Maartje Paumen, Naomi Van As y Ellen Hoog, el trío holandés letal, ya está listo para arruinar la fiesta de las anfitrionas. Pero del lado de las Leonas, las certezas acerca de su potencial son cada vez más fuertes..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here