La estadounidense Serena Williams defendió hoy con éxito su corona en el Abierto de Australia, al derrotar en la final a la belga Justine Henin, por 6-4, 3-6 y 6-2. Así, la máxima favorita del certamen sumó su quinto título en Melbourne, y el decimosegundo Grand Slam de su carrera, igualando la marca de su compatriota Billie Jean King.

La estadounidense frustró el regreso perfecto de Henin al circuito. La belga, quien disputaba en Melbourne Park apenas su segundo torneo luego de una pausa de año y medio, no pudo repetir el cetro conseguido en Down Under en 2004, informó la agencia DPA.

LEÉR MÁS  Independiente fue mejor pero se trajo una derrota de Paraguay

Henin se quedó a las puertas, además, de emular a su compatriota Kim Clijsters, quien causó sensación al ganar el US Open 2009 unas pocas semanas después de regresar a la competencia tras un retiro de dos años.

En un duelo de estilos, la potencia y el juego más físico de la actual número uno del mundo prevaleció ante la riqueza técnica de una de sus predecesoras.

LEÉR MÁS  Barovero cerró las puertas a una posible vuelta a River

El favoritismo del público estuvo hoy desde el principio con Henin, que a lo largo del partido convirtió varios puntos de excelente técnica. Su revés y sus voleas en la red deleitaron a los espectadores en el Rod Laver Arena, pero a la hora de la verdad, Serena impuso su raza de campeona.

Williams se impuso en dos horas y 7 minutos de juego, para conquistar la corona australiana por quinta vez. Anteriormente había ganado las ediciones de 2003, 2005, 2007 y 2009.

LEÉR MÁS  Liga Mundial: sorpresiva eliminación de Las Leonas

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here