EL PARTIDO: Por presente, por obligaciones, por necesidades, y por una mala racha, Independiente Rivadavia jugó como una final en Maschwitz y se quedó con un triunfo vital para su futuro. Chacarita fue más en el segundo tiempo, mereció empatar, pero no lo logró y se hunde en la tabla de promedios.

Los primeros 15 minutos del encuentro fueron muy flojos. La pelota circuló mucho por la mitad de la cancha y casi ni pisaron las áreas. Independiente se paró con 4 volantes y de a poco empezó a atacar por las bandas, sobre todo con Caballero y Ferradas.

La primera importante llegó a los 16´y fue una advertencia de lo que pasaría luego. Mauricio Ferradas desbordó por primera vez en el juego y su centro hacia atrás fue conectado defectuosamente por Brítez Ojeda, quien ingresaba en soledad por el centro del área. Chaca respondió en la siguiente, con una jugada que fue de derecha a izquierda y que no pudo definir Emanuel Centurión.

La Lepra adelantó sus líneas y se animó. Ferradas se hizo dueño del equipo y Caballero empezó a llevar serio peligro. Y así se gestó el primer gol, porque el atacante juninense generó una infracción cerca del área rival, Recalde envió en preciso centro y Brítez Ojeda aprovechó una mala salida del arquero rival para peinar la pelota y abrir el marcador.

LEÉR MÁS  Mascherano cobraría en China el triple que en Barcelona

Totalmente justificado, porque hasta ese momento -casi 25 minutos-, el equipo de Del Bosco había demostrado actitud ofensiva y ya lo reflejaba en el marcador. Del otro lado, poco. Porque Dolci no encontraba su nivel y porque Centurión no estaba preciso con la pelota en sus pies.

Antes del descanso fue golpe a golpe. Primero un remate de Recalde violentísimo que Fernández sacó de manera espectacular al córner y después con una doble del conjunto local tras un tiro libre que Ayala envió al tiro de esquina, y luego con un cabezazo débil de Piris entrando sólo en el área que encontró el portero de los Azules.

En la última, sobre los 45´, Caballero se fue sólo y cuando lo tenía sólo por el centro a Recalde, decidió patear al arco pero le entró mal a la bocha y así la visita desperdició una clara posibilidad para irse al descanso dos goles arriba.

LEÉR MÁS  Se sortearon los octavos de la Champions League

El segundo tiempo fue otro partido distinto. Porque desde el minuto inicial, Chacarita salió decidido a empatar rápidamente y, ayudado por el peligroso retroceso de Independiente, empezó a llevar peligro y antes de los 15 minutos ya merecía empatar la historia.

Al minuto nomás lo tuvo Guanca, pero sólo ante Ayala la tiró a las nubes. Sobre los 5´, un centro de Centurión terminó con una definición errónea de Piris y un minuto después, Dolci aprovechó un rebote a la salida de un centro y remató desviado.

Después de ese arranque furioso de Chaca, Independiente fue poco a poco emparejando el encuentro. Marabotto movió algunas piezas en ofensiva con la intención de mantenerse en campo rival, pero Del Bosco advirtió los movimientos y también varió el equipo, con los ingresos de Morales Neumann y Belforte.

Sin embargo, y al margen de emparejar el partido desde lo táctico y lo posicional, el Funebrero tuvo algunas posibilidades más para empatar el partido. A los 15´, un tiro de Dolci, de lo mejor del local, se fue apenas arriba del arco y sobre los 30´, fue el ingresado Pisano quien avisó con un remate que también pasó muy cerca.

LEÉR MÁS  Boca derrotó a Estudiantes y cierra el 2017 como único puntero

Independiente se paró firme en su campo en el último cuarto de hora y defendió cada pelota como la última. Creció el juego de Brítez Ojeda, la defensa se mostró sólida y Morales Neumann intentó aguantar las pocas pelotas que le llegaron. Chaca fue como pudo, sin ideas, sin claridad, pero se las ingenió para llenarle de centros el área a Ayala.

Ahí surgió la figura de Leo Sánchez y de De Miranda, que sacaron todo, y dejaron a la Lepra con un triunfo vital para encarar la parte final del campeonato de otra manera.

EL ÁRBITRO: Alejandro Castro (4). El árbitro obvió un claro penal de De Miranda apenas iniciado el encuentro. Después estuvo más atento a lo que pasaba en los bancos de suplentes que lo que ocurría dentro del campo de juego. Además, varias veces interceptó con su cuerpo la pelota. Los jueces de línea Adrián Pérsico y Jorge Casalet cumplieron.

EL PÚBLICO: Por decisión del Coprosede, el encuentro se jugó a puertas cerradas.

Mendoza Gol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here