En el Bautista Gargantini jugaron Independiente Rivadavia y Guaraní Antonio Franco de la provincia de Misiones. El encuentro se jugó muy mal y terminó igualado sin goles

El Azul no encontró nunca los caminos hacia el arco rival. Si bien manejó prácticamente durante todo el tramo inicial el balón, el once de Quinteros fue muy impreciso para resolver en los metros finales y así la apertura del marcador nunca llegó.

El rival de turno se apostó a marcar muy bien en el fondo para no pasar zozobras y, a partir de un gran despliegue físico, hizo que Independiente errara lo poco que logró producir en su ataque. Tal es así, que el ”uno” visitante no tuvo problemas para mantener el pórtico en cero.

En el complemento, Independiente Rivadavia fue el dueño de las acciones, aunque no supo cómo salir de la telaraña que le tejió el contrario. El ingreso de Juan Pablo Pereyra no iba a ser suficiente para que el elenco mendocino pudiera romper el cero.

El Azul sumó apenas una unidad en su casa. Ahora deberá recuperarse rápido en su próximo compromiso ante Atlético Paraná.

Sitio Andino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here