Cuando todo parecía que terminaba igualado en 0, un jugador del pirata celeste tocó la pelota con la mano dentro del área y el árbitro decretó penal, que Mauricio Ferradas cambió por gol.

El partido se jugó en el Bautista Gargantini, con un trámite aburrido, con pocas alternativas de gol, el manejo de la pelota paso por los pies de los jugadores locales, pero fue el pirata el que tuvo las mejores posibilidades con dos tiros en los palos.

En el complemento se repitieron algunos aspectos, con el equipo azul trasladando la pelota, mientras que los cordobeses llegando con posibilidades de contragolpe.

En tiempo de descuento fue expulsado el haitiano Judelín Aveska, por juego brusco. Pero no hizo peligrar el triunfo leproso. Y la hinchada del Azul se fue cantando. Fue el quinto triunfo de Independiente sobre Belgrano, en 7 partidos jugados. Los otros dos fueron empate. Un 7 a 0 fue el mejor resultado. Pero un 1 a 0 esta tarde bastó para ratificar la levantada de Independiente Rivadavia, que llegó a los 14 puntos (11 de los últimos 15) y remontó un inicio complicado, en el que llegó a estar último.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here