El último viernes se había intentado aprobar el balance que cierra el ejercicio anual presentado por River, pero la Asamblea de Socios pasó a un cuarto intermedio y no hubo resolución. La misma continuó, sin la presencia de Daniel Passarella ni del vicepresidente Diego Turnes, y fue un verdadero escándalo.

Apenas comenzó el cónclave aparecieron las irregularidades, es que se permitió el ingreso de un socio disfrazado de Superman, quien irrumpió al grito de ”Vengo a salvar a River”. Tras esto y mientras el debate continuaba, varias veces las opiniones de lso presentes se vieron interrumpidas por fuertes cánticos tales como: ”Cada vez son menos los soldados del bostero”, ”ahí están, ahí los ven, los que se fueron a la B”, ”queremos la renuncia de toda la Comisión”, ”que se vayan todos” y ”si aprueban el balance que quilombo se va armar”.

Luego de más de cuatro horas, plagadas de escándalos, se procedió a llevar a cabo la votación nominal prácticamente a la media noche. Y el sufragio arrojó un saldo de 75 votos a favor y 39 en contra, por lo que el polémico balance con un superávit de 37 millones de pesos y que incluye una futura venta de Rogelio Funes Mori por 34 millones, terminó siendo aprobado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here