De esta manera, Del Potro continúa demostrando en cada partido que los torneos en Estados Unidos le sientan muy bien.

 

En 2009 dio su primer golpe al sorprender a todos y adjudicarse el torneo más importante de su carrera al ganar el US Open tras vencer en la final a Roger Federer.

 

En febrero pasado llegó al país norteamericano en el puesto 484 y de ahí en más comenzó su notable escalada en el ranking.

 

Primero alcanzó las semifinales de San José para colocarse 298 del mundo. Luego llegó a las semifinales de Memphis para saltar al puesto 166.

 

Y cerró el mes conquistando el título en Delray Beach, lo que lo catapultó al 90no. lugar.

 

En Indian Wells debutó con una categórica victoria ante el checo Radek Stepanek por 6-4 y 6-0 y el sábado venció por 5-7, 6-4 y 6-2 al croata Ivan Ljubicic, defensor del título.

 

Con su triunfo de hoy, el argentino ya se ganó un lugar entre los 75 mejores del mundo.

LEÉR MÁS  Liga Mundial: sorpresiva eliminación de Las Leonas

 

El tandilense arrancó a todo ritmo frente a Dolgopolov, una de las sorpresas del 2011.

 

A pura potencia, el argentino le quebró el saque en el segundo game al tenista ucraniano, que estaba desbordado por la velocidad de pelota del tandilense.

 

La tendencia se mantuvo, con Del Potro como amplio dominador del encuentro y Dolgopolov con muchos errores no forzados.

 

El argentino dominó el encuentro con su golpe de derecha, moviendo a Dolgopolov de un lado al otro de la cancha y así impedirle que golpee con comodidad.

 

Pero el tandilense falló a la hora de cerrar el set: cuando ganaba 5-3 el argentino se apuró, no estuvo preciso con sus saques y permitió que el europeo le quebrara el servicio y achicara la ventaja.

 

Dolgopolov comenzó a utilizar una de sus armas más temidas: el revés con slice.

 

Con ese tiro, la pelota picaba y se le movía al tandilense, lo que le impedía golpear con potencia, a la vez que le exigía agacharse muchísimo.

LEÉR MÁS  Superliga: River en busca de la recuperación

 

El ucraniano intercambió todo el tiempo reveses con slice y potentes golpes de derecha y así logró igualar en 5, primero, y luego forzar el tie break.

 

Pero Del Potro volvió a sacar bien, apuró con su derecha y se llevó el primer parcial por un ajustado 7-6.

 

En el segundo set Del Potro arrancó como absoluto dominador y gracias a un quiebre de saque en el tercer game tomó una ventaja de 2-1, que luego estiró a 3-1 con su saque.

 

Al igual que en el primer parcial, el argentino estuvo muy irregular con su primer saque pero lo del ucraniano fue mucho peor.

 

En la mitad del segundo parcial, el argentino llevaba un porcentaje de 44 por ciento de primeros servicios contra apenas el 27 por ciento del ucraniano.

 

Encima, el argentino volvió a quebrar en el quinto game para adelantarse 4-1 gracias a los numerosos, y muchas veces, infantiles errores de Dolgopolov.

 

Por momentos, el ucraniano cometió errores de un tenista novato y que no corresponden con su puesto 23 en el ranking mundial.

LEÉR MÁS  Independiente fue mejor pero se trajo una derrota de Paraguay

 

Y todo eso fue capitalizado por el argentino, que tiene la misma edad (22 años) pero una madurez mucho más importante.

 

Del Potro tuvo dos chances de quiebre, las ganó las dos y se colocó 5-2 arriba.

 

Pero al igual que en el primer set, al argentino lo inundaron las dudas a la hora del cierre: de 5-1 a 5-3.

 

Sin embargo, Dolgopolov se volvió a equivocar, el tandilense esperó su momento y con un nuevo quiebre se llevó el parcial y el partido en una hora y 38 minutos.

 

A Del Potro lo espera en octavos de final el alemán Philipp Kohlschreiber (32do. cabeza de serie), quien hoy dio la gran sorpresa al eliminar al sueco Robin Soderling, cuarto favorito por 7-6 (10-8) y 6-4.

 

Por su parte, el argentino Juan Ignacio Chela, quien ayer le ganó al alemán Philip Petzchner, se medirá mañana por la tercera ronda con el suizo Roger Federer, segundo preclasificado.

 

Telam

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here