Era un partido clave: por el rival exigente al que se enfrentaba y porque si ganaba se adueñaba de la cima. Pero no fué así. Los de Garnero jugaron muy poco y casi no le generaron resistencias al elenco tucumano, que pudo haber aumentado en el marcador pero que no fue tan efectivo. Tan solo dos de las situaciones que tuvo las pudo empujar a través de la pulga Rodriguez y de Acosta. Ambos en el ST y en una ráfaga de tres minutos.

En tanto, Independiente mostró su habitual faceta en lo defensivo: se reagrupa cuando juega de visitante pero no ocupa bien los espacios y le llegan con facilidad, comente muchos errores y genera poco. No se siente identificación con sus torres de área y no tiene un jugador que reciba la pelota y haga jugar a sus compañeros. Suele contar con José Mendez que agarra la pelota y encara, aunque hoy en Tucumán no se hizo notar, sumado a la ausencia de Cardozo fue un partido para el olvido.

Mas allá de esto, el Azul volverá a ser local, donde no pierde, la próxima semana al recibir a Guillermo Brown de Puerto Madryn.

Mendoza Gol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here