Según Mendoza Gol, Independiente Rivadavia demostró una vez más, ser un equipo luchador y ambicioso, pero esas virtudes se les agotan en el complemento. En un partido similar al que jugó con Gimnasia de Jujuy, el Azul fue puro empuje y buen juego solo durante el primer tiempo. En el segundo se apagó y por eso terminó cosechando un punto en casa, ante Defensa y Justicia muy deslucido.

La Lepra salió a la cancha dispuesta a cortarle la racha al Halcón. Pérez estaba encendidísimo y arriba, Rossi y Carboni eran inamovibles para los defensores visitantes. Aun así, los del parque se toparon con un cachetazo de Benítez, que los dejó en desventaja cuando corrían pocos minutos de juego. Ante esto, la Lepra fue inteligente, no se desesperó y se puso el traje de obrero para conseguir el empate. Después de un córner, apareció Agüero, de arremetida como en el barrio y lo concretó. Luego, Peralta desperdició una chance increíble, mano a mano con Pellegrino. Merecía irse en ventaja el local.

El complemento fue muy distinto. Independiente siguió manejando la pelota, pero careció de la confianza y el ímpetu con el que terminó la primera parte. No estuvo fino de ¾ para adelante y solo arriesgó con dos remates desde afuera. ¿Y Defensa? El puntero no demostró casi nada. Pareció conformarse con rescatar un punto en Mendoza. Brian Fernández probó desde lejos pero Ayala le sacó el tiro.

Con esta igualdad, la Lepra sigue sin poder ganar en el torneo. Acumula 4 empates y el mismo número en la tabla de posiciones. En la próxima deberá visitar a Instituto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here