La tribuna central del estadio `Ennio Tardini` estaba totalmente colmada para recibir a un jugador considerado de la casa y poco parecía importarle a los aficionados el duelo de mañana ante el líder Inter en este mismo escenario.

El Tardini le tributó a Crespo una recepción pocas veces vista, comparable sólo con la que le tributó alguna vez al búlgaro Hristo Stoichkov, en ese momento flamante Balón de Oro, aunque sin dudas el afecto y el cariño ayer fue superior.

”Perdónenme, no esperaba una recepción así. Esto es increíble, bellísimo y lo estoy viviendo con el corazón. Se me hace difícil hablar”, comentó Crespo, emocionado hasta las lágrimas, según reportó la agencia Ansa.

”Pasaron diez años desde que me fui. Cuando llegué la primera vez era un chico y hoy vuelvo siendo papá de dos niñas”, recordó Crespo, acompañado por sus hijas Sofía y Nicole, que ingresaron con él tomados de la mano a la cancha.

LEÉR MÁS  Anticipo: Argentina venció a Paraguay y está en la final del mundo de Futsal

”Es por esta calidez que decidí volver a Parma, para vivir este clima que quería que mis hijas también viviesen, este ambiente que tanto amor y afecto le regaló a su padre”, agregó ”Valdanito”.

”Pero bueno, no llegué aquí para ser honrado, sino para transpirar, correr y hacer mi trabajo. Tengo grandes deseos de jugar y volver a divertirme y divertirlos”, comentó Crespo, cuyo paso anterior por Parma fue entre 1996 y 2000.

El máximo goleador argentino en eliminatorias mundialistas había llegado muy joven a Parma aquella primera vez, procedente de River Plate, y hoy lo hace con 34 años, cedido por Genoa, donde pese a sus pergaminos no encontró lugar entre los titulares.

LEÉR MÁS  Barovero cerró las puertas a una posible vuelta a River

”Tuve otras ofertas de Italia y del exterior, pero cuando me hablaron de Parma descarté cualquier otra opción”, reconoció el delantero argentino que en esta nueva experiencia en el club lucirá la casaca número 77.

”Lo elegí en honor a los fanáticos de la Curva Norte” (grupo conocido como los Boys 1977), explicó Crespo, quien dijo haber sentido al ingresar al campo de juego: ”Eres uno de nosotros” y por eso ”les prometo que cuando salga a la cancha seré uno más de ustedes”.

Crespo, que en su carrera profesional pasó también por Chelsea, Lazio, Inter y Milan, quedará con el pase en su poder cuando finalice el préstamo y todo parece indicar que seguirá en Parma al término del mismo.

En su primer paso por Parma, Crespo había jugado a las órdenes de Carlo Ancelotti (hoy DT del Chelsea) y marcó 80 goles (62 en la Liga Italiana, 11 en torneos europeos y siete en Copa Italia) en esas cuatro temporadas.

LEÉR MÁS  Barovero cerró las puertas a una posible vuelta a River

”El plantel de Parma es realmente bueno y no tengo dudas de que no tendremos problemas para mantener la categoría (Parma ascendió esta temporada), luego de lo cual es lícito soñar con algo más”, comentó Crespo.

El argentino lamentó no poder jugar mañana ante Inter porque ”me sometí a una resonancia magnética que confirmó lo que sospechábamos, o sea que la lesión en el tobillo es más complicada de lo que se suponía”.

”La idea es aportar lo mejor a este equipo y para eso tengo que estar al cien por ciento. Espero que una vez que vuelva a jugar no pare de hacerlo”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here