Según consigna playfutbol, pese a las necesidades de ambos, el encuentro comenzó muy tranquilo, sin que ninguno arriesgara. Así el duelo se tornaba trabado en el mediocampo, mientras que los arqueros eran prácticamente ‘espectadores de lujo’, debido a que ninguno se acercaba con peligro al área rival. Recién cerca del cuarto hora empezaron a aproximarse más, aunque sin la profundidad ni claridad necesaria como para poder lastimar (sólo un ‘flaqueó’ de Javier García que retuvo el balón en dos tiempos, generó algo de preocupación).

Las insinuaciones duraron muy poco, dado que en lugar de ir aumentando las chances de ataque, el partido volvió a tornarse muy tibio y jugado bastante lejos de las áreas. Tan pocas eran las llegadas, que si había una manera de que el marcador se abriera era tal como se dio: de pelota parada. Fue el elenco mendocino quien logró propinar el primer golpe (a los 25 minutos) con un exquisito gol de tiro libre de José Luis Fernández.

Dicho tanto pareció ser el golpe anímico que estaba necesitando el conjunto de Victoria para terminar de reaccionar. Así fue que apenas cinco minutos después, el ‘Matador’ salió con todo en busca de la igualdad parcial conEmiliano Ellacopulos como abanderado. Rápidamente, el juvenil se puso el equipo al hombro y con su desequilibrio empezó a enloquecer a la defensa ‘tombina’ (elaborando incluso una extraordinaria maniobra individual que terminó haciendo temblar el palo derecho de Jorge Carranza).

La primera etapa se fue esfumando con la visita mucho más adelantado en el campo de juego, mientras el local despejaba el peligro a los pelotazos, buscando que alguno llegara a su delantera para poder lastimar en alguna contra. Sin embargo, ninguno de los dos logró quebrar el marcador y así el ‘Tomba’ se fue al descanso con la mínima ventaja a favor.
El duelo se reanudó con los dos protagonistas buscando el arco contrario, pero invadidos por las imprecisiones que provocaban que se repartieran el balón sin lograr inquietar. Recién a los once minutos del complemento, el ‘Matador’ elaboró un buen ataque comandado por Matías Pérez García, que terminó dilapidando de manera increíble Ramiro Leone.

Cuando Tigre estaba logrando imponerse en el juego, recibió un duro revés. Es que a los 20 minutos se quedó con un hombre menos por la expulsión de Matías Pérez García. Como si no fuera suficiente perder a su conductor, otro ‘cachetazo’ recibió cinco minutos después: Pezzotta le sacó la roja directa a Marcos Gelabert por una durísima infracción sobre Nicolás Castro.
Con la desventaja numérica de su adversario, todo parecía indicar que era el momento ideal para que Godoy Cruz capitalizara su ventaja y la ampliara para terminar el duelo con una mayor tranquilidad. Sin embargo, el ‘Tomba’ carecía de ideas como para lograrlo y la visita, con su desventaja a cuestas, iba como podía en busca de la ‘heroica’.
Sin embargo, ni los cuatro minutos de recupero fueron suficientes para que la visita torciera el panorama, y en su afán por conseguir la igualdad quedó tan desprotegido que Godoy Cruz aprovechó una contra que concretó Jonathan Ramis para sellar el 2-0 final. Así, los mendocinos alcanzaron la línea de Argentinos Juniors en la tabla de los promedios (al menos momentáneamente). Por su parte, Tigre comienza a comprometerse cada vez más en la misma lucha por la permanencia.

FORMACIONES:
Godoy Cruz: Jorge Carranza; José San Róman, Leonardo Sigali, Jorge Curbelo, Leandro Grimi; Diego Rodríguez, Luis Jérez Silva, Gonzalo Castellani, José Luis Fernández; Facundo Castillón y Mauro Óbolo. DT: Martín Palermo

Tigre: Javier García; Gastón Díaz, Norberto Paparatto, Ignacio Fideleff, Guillermo Cosaro; Emiliano Ellacópulos, Joaquín Arzura, Marcos Gelabert, Ramiro Leone; Matías Pérez García; y José Sand. DT: Fabián Alegre

Estadio: Malvinas Argentinas

Árbitro: Sergio Pezzotta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here