El piloto oriundo de la localidad de Isla Verde, con un Peugeot 408, terminó el certamen con 208 unidades y aventajó finalmente por 36,5 al tandilense Leonel Pernía (Renault Fluence), que no pudo arriba a la bandera a cuadros, por un toque que sufrió de parte del arrecifeño Agustín Canapino (Peugeot 408).

Precisamente, Canapino habia llegado en el cuarto lugar, pero su responsabilidad en el incidente con Pernía, derivó en la posterior desclasificación de parte del Comisariato Deportivo. De este modo, el arrecifeño se quedó con las manos vacías.

La competencia, a 21 giros al trazado de 6.270 metros de cuerda, fue ganada por el santafesino Facundo Ardusso (Fiat Línea). El nacido en Las Parejas dominó prácticamente a voluntad y empleó un tiempo total de 58m. 45s. 285/1000, aventajando por 3s. 792/1000 al entrerriano Mariano Werner (Fiat Línea), quien había largado desde la pole position.

La tercera colocación correspondió al piloto de Mataderos, Esteban Guerrieri (Toyota Corolla), quien se situó a 4s. 424/1000, tras protagonizar un significativo repunte y ganar ocho puestos desde el comienzo de la carrera.

Girolami quedó cuarto a 10s. 318/1000, el arrecifeño Norberto Fontana (Chevrolet Cruze) se ubicó quinto a 18s. 746/1000 y el porteño Franco Vivian (Chevrolet Cruze) ocupó la sexta colocación. Más atrás se situaron Damián Fineschi (Peugeot 408), Christian Ledesma (Fiat Linea), Fabián Yannantuoni (Renault Fluence) y Leonel Pernía (Renault Fluence) para completar los diez primeros lugares.

Girolami, de 25 años, obtiene, de esta manera, el primer título en su trayectoria automovilística, que empezó en el 2005 con participación en la Fórmula Renault.

El cordobés, de andar rápido y efectivo (tiene cinco victorias en el Super TC2000), quedó en el ojo de la tormenta en noviembre de 2011, luego de la inconclusa carrera de Turismo Carretera en Balcarce.

En aquel fatídico domingo 13, Girolami fue acusado por mayoría de colegas y componentes del ambiente automovilístico de haber sido el principal responsable del choque que provocó la muerte de su amigo, Guido Falaschi, embestido con violencia por el Torino del ‘Bebu’.

”Esto se lo dedico a Guido (Falaschi). Siempre me acompañó y me ayudó a lograr el título. También se lo dedico a mi familia”, dijo Girolami, visiblemente emocionado, mientras se dirigía hacia el podio de la carrera de Potrero de los Funes.

”Sentí que era campeón recién cuando me bajaron la bandera a cuadros. Las carreras se ganan ahí. Antes no quise distraerme por nada del mundo. En la última vuelta aparecen todos los ruidos, todos los recuerdos”, reflejó Girolami, que inscribió su nombre como campeón en el Super TC 2000.

El máximo ganador de campeonatos del TC 2000 es el ya retirado Juan María Traverso, que se adjudicó siete certámenes.

”Ponerme en el mismo casillero que el ‘Flaco’ Traverso no es lógico. No me parece. El es el más grande piloto de la Argentina de todos los tiempos”, consideró el ‘Bebu’.

Telam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here