Gimnasia a un paso del ascenso al Nacional B

El Blanquinegro consiguió un triunfo fundamental frente a Talleres y quedó a tan sólo noventa minutos de la gloria. El Lobo jugó una gran segunda parte y, a puro empuje y corazón, logró revertir un resultado que era adverso. Pese a que la diferencia que se sacó no fue tan abultada como la que se pretendía, de cara al próximo encuentro, el Mensana es el que tiene la ventaja, algo que le permitirá disponer mejor del partido y jugar con la desesperación de su rival que saldrá a buscar el resultado.

Tras finalizar el cotejo, el conductor de estos guerreros que defienden con uñas y dientes el ansiado ascenso a la B Nacional, se refirió a lo que fue el encuentro: ”Creo que el primer tiempo nos costó contra un rival que se plantó bien, que nos apretó en todos los sectores, que nos cortó todos los circuitos de juego. En el segundo tiempo, pudimos manejar la pelota de un lado a otro, metimos intensidad, llegamos por las bandas y pudimos dar vuelta un resultado importante, complicado contra un rival, también, complicado. Fuimos protagonistas, tuvimos mucha personalidad. Nos metieron un gol, que en el final es difícil revertir, y nosotros lo hicimos con mucha personalidad y terminamos ganando un partido clave”.

LEÉR MÁS  Luego de la derrota el ciclo de Guillermo habría llegado a su fin

Era importante que el Pituco ganara en casa para llegar mejor parado a la definición de esta final que será como visitante. Afortunadamente, así lo hizo y ahora, el domingo que viene, el marcador comenzará un poquito inclinado para los de Arias. ”Este partido había que ganarlo de local porque teníamos que hacer valer la localía. Son finales, son partidos de ciento ochenta minutos, lo primeros noventa los resolvimos como teníamos que resolverlo. Ahora tenemos que ir a Córdoba a ser inteligentes, esto no quiere decir que nos vamos a ir a defender, todo lo contrario, vamos a tratar de manejar la pelota, tratar de atacar a ese equipo, porque creemos que tenemos para hacerlo”, aseguró Sergio respecto a la victoria lograda y a cómo se deberá jugarle a Talleres en su casa.

LEÉR MÁS  La emoción del muñeco Gallardo

La próxima parada del Blanquinegro es la más importante de los últimos años de su historia. Nada más ni nada menos que comenzar el 2015 entre los equipos de la segunda categoría del fútbol argentino es lo que se estará jugando el Lobo. A pesar de que la definición será afuera y ante el público rival, los once guerreros que saldrán a la cancha seguramente sentirán a esas miles de almas que se hicieron presentes anoche en el Víctor Legrotaglie y el apoyo de toda una provincia que espera verlos llegar con un ascenso. ”Tenemos que jugar un partido importante, tenemos una diferencia y estamos muy ilusionados, el camarín es una alegría y eso es importante, porque lo anímico juega mucho en esta instancia. Necesitábamos esto para ir con una diferencia y tranquilos a Córdoba”, afirmó Toti haciendo referencia a cómo llega el Mensana a la vuelta de la final.
Por Carina Ochoa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here