De acuerdo a como resulten los partidos se pueden presentar distintos escenarios, el primero es que haya un solo ganador, si uno de ellos gana y los otros no; puede haber un partido desempate si dos ganan; un triangular si son tres y por último, si los 3 punteros empatan y Lanus gana un cuadrangular definitorio. Nadie se anima a desechar situación alguna y el fútbol está de fiesta.

Por su parte cada uno de ellos carga con su fantasma particular, San Lorenzo acarrea el de sus últimas derrotas en las copas, cuando parecía que todo lo tenía solucionado y sus grandes bajones, como el de la última parte del campeonato actual cuando se derrumbó de golpe cuando contaba con gran diferencia sobre sus seguidores: Boca tiene el propio y no olvida los campeonatos perdidos en el último respiro con Estudiantes y un tiempo atrás con Velez cuando en ambas oportunidades les sacaba 6 puntos a sus respectivos seguidores. Tigre y Lanús con la característica incertidumbre de los equipos chicos que, cuando están a un paso de la cima aflojan totalmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here